Suba del dólar: Milei convocó al Gabinete y hubo tensión con Caputo

En medio de una clima de inestabilidad financiera, con suba del dólar y del riesgo país y caídas sensibles en bonos y acciones, Javier Milei reunió esta mañana, primera vez en semanas, a su gabinete completo en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Y el titular de Hacienda, Luis Caputo, intentó mostrarse en control de la situación, con un mensaje tranquilizador que, básicamente, dijo que esta reacción era previsible. “No es un problema”, resumieron su posición en Gobierno.

La línea de “Toto” Caputo frente al Presidente y los ministros fue, también, un pedido de paciencia, revelaron fuentes oficiales en la Casa de Gobierno. “Les dijo que la reacción de los mercados es la típica volatilidad que se produce frente a un escenario de excesivas ganancias de estos meses, sumado a un nuevo programa monetario y fiscal que pocas veces se ha visto en Argentina. Como todo cambio, se genera incertidumbre hasta que los agentes económicos se adecuan al nuevo escenario”, explicaron.

Y deslizaron que hay expectativa en una mejora en lo sucesivo a pesar de que no hay planes de ceder ante las presiones. “Hasta que los agentes se adecuen al nuevo escenario puede haber volatilidad. No es un problema”, insistieron.

En las reuniones del último mes, en los cónclaves de los martes y jueves no estuvo Milei, o bien faltaron varios ministros. Esta vez, después de la aprobación de la Ley Ómnibus y en medio de las convulsiones en el terreno económico, estuvieron todos: la vicepresidenta Victoria Villarruel, la secretaria General de la Presidencia, Karina Milei, el Jefe de Gabinete, Guillermo Francos, el asesor presidencial, Santiago Caputo; y los ministros Luis Caputo (Economía), Mariano Cúneo Libarona (Justicia), Sandra Pettovello (Capital Humano), Mario Russo (Salud), Diana Mondino (Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto), Luis Petri (Defensa), Patricia Bullrich (Seguridad), y Mario Russo (Salud).

También se sumaron el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem; el vocero presidencial, Manuel Adorni, el secretario de Prensa, Eduardo Serenellini; el Secretario de Legal y Técnica, Javier Herrera Bravo, y el vicejefe de Gabinete Ejecutivo de la Jefatura de Gabinete, José Rolandi.

Después de la victoria política que supuso la aprobación en el Congreso de la la Ley Ómnibus y el paquete fiscal, la gestión entró en una segunda fase marcada señales negativas del mercado: una caída fuerte en la cotización de bonos y acciones y la combinación con un salto en el dólar y en el índice de riesgo país.

Espert reconoció el momento complicado

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, José Luis Espert, “el profe” para Milei después de la reconciliación, dijo que “hay un vaso medio vacío” en referencia a las últimas dos semanas “en las que los mercados nos han dado un llamado de atención. “Ha subido 400 puntos el Riesgo País, aumentó unos $300 el dólar y durante junio el Banco Central no acumuló dólares”.

Más duro fue el también economista y miembro del Consejo de Asesores de Milei, Fausto Spotorno, quien deslizó que “ahora los errores se los van a facturar al gobierno” y que la decisión del ministro Luis Caputo de pase de deuda del Banco Central al Tesoro fue “un mal anuncio de una medida que no está mal”.

Milei no volvió a hablar desde la entrevista que brindó el domingo, antes de que abrieran los mercados primera vez desde los anuncios de Luis Caputo, el viernes. Pero off the record sus voceros intentaban bajar el nivel de nerviosismo: “Los movimientos del dólar responden más a especulaciones y cuestiones estacionales”, dijeron. Y agregaron que “la macro se está ordenando”, destacando que no tienen planes de modificar ni un ápice el rumbo a pesar de los fuertes llamados de atención.