El Gobierno celebró la aprobación de la Ley Bases y anunció que convocará a quienes acompañaron el proyecto

La Oficina del Presidente consideró que este proyecto es «la reforma legislativa más importante de los últimos cuarenta años» y consideró que se trata de «un triunfo para el pueblo argentino».

El Gobierno celebró a través de un comunicado la aprobación en general de la Ley Bases, en donde destacó que «el de esta noche es un triunfo del pueblo argentino y el primer paso hacia la recuperación de nuestra grandeza».

«Partiendo de 38 diputados y 7 senadores, con grupos terroristas atacando el Congreso, debiendo desplegar las Fuerzas de Seguridad en defensa de la democracia, con la casta política resistiendo y operando hasta último momento, y debiendo recurrir al desempate de la Vicepresidente de la Nación, Victoria Villarruel, el de esta noche es un triunfo del pueblo argentino«,  subrayó el Gobierno.

El mensaje del Gobierno tras la aprobación de la Ley Bases en general.
En ese sentido, consideró el Ejecutivo que es «el primer paso hacia la recuperación de nuestra grandeza, habiendo aprobado la reforma legislativa más ambiciosa de los últimos cuarenta años«.«El Poder Ejecutivo destaca la labor patriótica de los senadores de la Nación que aportaron su voto positivo a la aprobación de esta ley, y espera seguir contando con su compromiso para dejar atrás las políticas de fracaso y miseria, y reinsertar a la República Argentina en la senda de la prosperidad y el crecimiento», resaltó.

Luego, el comunicado reza que «una vez debatidos en particular los cambios en la Honorable Cámara de Diputados, y concluido el proceso legislativo, el Presidente convocará a gobernadores, expresidentes, legisladores que apoyaron la Ley Bases y líderes de los principales partidos a abandonar las viejas recetas de fracaso, olvidar las diferencias políticas, abrazar las ideas de libertad y establecer diez políticas refundacionales para devolverle el futuro a los argentinos».

«Este proceso culminará con la firma del Pacto de Mayo, un compromiso histórico para sacar a la Argentina del pozo en el que la han sumido las vendettas personales, los intereses mezquinos y la ideología pobrista de los últimos 100 años», concluyó el Gobierno.