«Se convierten en héroes o traidores a la patria»

Un sector de la CGT, las dos CTA, la UTEP y la mesa de organismos de derechos humanos se movilizarán el próximo 12 de junio contra la ley que impulsa el gobierno de Milei.

. Imagen: NA

El próximo miércoles a las 11 los senadores y senadoras van a ocupar sus bancas para debatir finalmente la ley Bases y el paquete fiscal, el proyecto de ley que el presidente Javier Milei insiste pero no logra sancionar. Se trata de dos normas que ponen en juego la continuidad de los históricos derechos de los trabajadores argentinos pero también la permanencia del rol de un Estado que promueva el equilibrio entre las fuerzas de la producción, los sindicatos y el capital (nacional y extranjero). No está definido el resultado de esa sesión. Es eso que un sector importante de la CGT junto a las dos CTA, organismos de derechos humanos y la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) anunciaron una movilización al Senado para manifestarse a favor del rechazo de estos proyectos que ya cuentan con la media sanción de Diputados. «O se convierten en héroes de la Patria o en los traidores de la Patria”, advirtió el triunviro de la CGT y secretario adjunto de camioneros, Pablo Moyano durante la conferencia de prensa que se realizó en el salón de actos del Smata. Sentada a su lado estuvo Taty Almeida de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien reclamó unidad, participación multitudinaria y «demostrar que no nos han vencido».

El salón de los mecánicos estaba colmado tanto dirigentes sindicales de la CGT como dirigentes sociales y de derechos humanos. Son los mismos que vienen reuniéndose desde hace semanas no solo entre ellos, sino también con senadores para convencerlos de la necesidad de rechazar estos proyectos. La manifestación pretende ser multitudinaria, como las que se vinieron realizando desde el mismo comienzo de la gestión libertaria.

“Nos vamos a concentrar en la Plaza Congreso para decirles a los senadores y senadoras que todavía están dudando sus votos, que piensen que tienen una responsabilidad histórica. O se convierten en héroes de la Patria o en los traidores de la Patria”, dijo Moyano que prefirió no usar el histórico edificio de la CGT ubicado en la esquina de Azopardo y avenida Independencia.

La intención de los organizadores es concentrarse frente al Congreso desde las 9 de la mañana. «Es un llamado a todos los trabajadores y trabajadoras, jubilados y jubiladas, y todos los sectores de la sociedad que van a ser afectados esta ley”, indicó el camionero.

El viernes de la semana pasada Moyano convocó a un plenario de regionales de la CGT para el lunes 3 de junio. No participaron todas, el camionero sabía que la convocatoria la había realizado sobre la hora. Con las que estuvieron acordaron realizar una movilización el día que se realizara la sesión. Por esos días todavía no se sabía cuándo se concretaría la convocatoria que debía realizar la vicepresidenta Victoria Villarruel.

“Es una necesidad y una obligación estar el miércoles rechazando esta ley que destruye a las industrias”, dijo Moyano en el escenario de Smata donde además afirmó que estos proyectos “van a destruir la economía doméstica porque nuevamente los trabajadores van a pagar (el impuesto a las) Ganancias”, advirtió el triunviro.

La conferencia coincidió con el día del periodista. Moyano aprovechó para reivindicar “la lucha de los compañeros de Télam, cerrada un capricho de ‘Terminator’”, dijo en referencia a Milei que durante una entrevista se autodefinió de esa manera. En ese sentido, Moyano calificó a Milei como “el hazmerreír del mundo” que “se hace el estadista afuera del país, pero que acá adentro ha perdido todo el respeto”.

Al lado del camionero estaba el dueño de casa, el titular del gremio de los mecánicos, Ricardo Pignanelli. «Si esa ley llega a aprobarse vamos a tener serias dificultades en el mundo laboral y también serias dificultades para el pueblo argentino. Creemos que se afectan los intereses de nuestra Patria”, puntualizó el mecánico.

Cuando Taty Almeida habló reclamó unidad, participación multitudinaria y «demostrar que no nos han vencido», pero también pidió un fuerte aplauso en homenaje «a la imprescindible Lita Boitano», la representantes de Familiares de Detenidos y Desaparecidos Razones Políticas que falleció el jueves pasado. Todo el salón aplaudió a rabiar la memoria de Lita que, de haber participado, hubiera regalado su sonrisa perenne y sus dedos en V.

El bancario Sergio Palazzo remarcó a su turno que, “el presidente quiere condicionarnos a latigazos y extorsión” y convocó a que, “el pueblo le demuestre en la calle que no».

Entre los que subieron al escenario estuvo el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense, Gabriel Katopodis. El funcionario advirtió que «este plan ya se aplicó en la Argentina cada vez que desmantelaron el Estado, vendieron las empresas y destruyeron el aparato productivo nacional». Es más, Katopodis señaló que la ley Bases y el paquete fiscal no la reclama Milei sino «los grupos transnacionales a los que les pretenden regalar beneficios extraordinarios, quitando oportunidades de desarrollo a la industria». Por último afirmó que «lo único que le va a poner un límite a Milei es la gente en la calle» y convocó a manifestarse el próximo miércoles «con banderas celestes y blancas para frenar la ley».

Hugo Yasky es diputado Unión la Patria y titular de la CTA de los Trabajadores. Fue uno de los pocos dirigentes sindicales que no viajó a la asamblea anual de la OIT que se realiza en Ginebra, Suiza. Ubicado entre los principales dirigentes, Yasky tomó el micrófono en la reunión del Smata para advertir sobre el rol de los gobernadores en la votación: “Nadie puede hacerse el distraído”, dijo y adelantó que el día de la concentración habrá universitarios “porque nadie se salva sólo, vienen el hundimiento de la educación, de las universidades, de la salud pública”, explicó. El miércoles coincidirá con la segunda jornada de paro convocada los gremios universitarios ante la falta de acuerdo en la paritaria salarial.

Las ausencias

Así como las presencias destacan, las ausencias en una conferencia como la de ayer también dicen mucho. Por caso, no estuvieron los triunviros Héctor Daer y Carlos Acuña. El primero se encuentra participando de la asamblea de la OIT junto a otros dirigentes del consejo directivo de la CGT. También allí están integrantes de la conducción de las dos CTA. Sin embargo, tampoco hubo referentes de la CGT, cercanos a Daer, que no llegaron a la conferencia de prensa. Por caso, Andrés Rodríguez de UPCN estuvo ayer en Entre Ríos.

Sucede que este sector, conocidos como «gordos» e «independientes» no está convencido de la conveniencia de la concentración del miércoles próximo. Fueron activos participantes y organizadores de los dos paros nacionales, de la marcha del 8 de marzo y la del 24 de marzo, e incluso se sumaron con entusiasmo a la movilización del 23 de abril convocada para defender la universidad pública. Ahora, en cambio, consideran que es preciso profundizar el camino del diálogo y la negociación con el nuevo jefe de Gabinete, Guillermo Francos.

En todo caso, acordaron con Moyano no hacer declaraciones en contra y dejaron que el camionero, más proclive a las medidas de acción directa, convoque a las regionales y organice la movilización con los sindicatos más afines. Es lo que ahora pasará. Quedan todavía unos días para conseguir que se sumen algunos de los gremios de «gordos» e «independientes». Por ahora el pretexto que usan para justificar que el miércoles 12 no estarán presentes en la concentración frente al Congreso es porque la asamblea de la OIT finaliza el dos días después. Suena a poco.