Distribución de alimento y cajas religiosa detrás del primer caso de corrupción en el gobierno

La ministra de Capital Humano recurrió una vez más al titular a Conin para que colabore con su gestión. Se trata del médico oscurantista que afirmó que el VIH “puede atravesar la porcelana” y consejero de la virginidad de las mujeres como método para evitar los abortos.

Los hechos de corrupción que azotaron al ministerio de Capital Humano tuvieron un origen periodístico y una consecuencia legal que será tema de tapa durante los días venir. Pero hay varios hilos de esta trama de corrupción e intereses políticos que tienen que ver con lo religioso y sus instituciones. Los acuerdos de Pettovello con la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (ACIERA), con Abel Albino de CONIN, y la intermediación de Pablo De la Torre, reconocido católico de extrema derecha y sus colaboradores de la misma línea religiosa ligada al Opus Dei, encendieron luces de alerta hasta en los despachos vaticanos.

En febrero, cuando ya hacía más de un mes que el conflicto con los comedores y el reclamo de las organizaciones sociales la entrega de alimentos era una constante, la ministra Sandra Pettovello hizo un acuerdo con la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), para que se hicieran cargo del asunto.


El primer día de ese mes un grupo de personas de diferentes agrupaciones sociales se habían presentado en las puertas del edificio de la calle Carlos Pellegrini donde funcionan las oficinas del Ministerio para reclamar medidas alimentarias urgentes. Pettovello -entre airada y supuestamente resolutiva- los increpó en la vereda: “Tiene hambre la gente, que venga. Voy a atender uno uno a la gente que tiene hambre, pero no a los referentes. ¿Tiene hambre la gente? Voy a atender uno uno a la gente que tiene hambre, no a los referentes. Vengan de a uno que les voy a anotar el DNI, el nombre, de dónde son y van a recibir ayuda individualmente”. Algo, a todas luces, imposible y absurdo.
La repartición del ministerio encargada del suministro de mercadería es la secretaría de Niñez y Familia que, hasta hace pocas horas, dirigía Pablo De la Torre, y a quien entonces dejaron un petitorio para exigir, entre otros puntos, “la urgente entrega de alimentos para los comedores populares que no se realiza desde la llegada de La Libertad Avanza al gobierno”.

San Miguel x La Vida
ACIERA, cinco días después, se presentaría como la solución para torcerle el brazo a las organizaciones sociales encargadas de asistir en los barrios con comedores y varias actividades de contención y trabajos desde cooperativas; y otro lado, profundizar los vínculos entre el gobierno de Javier Milei y la rama evangelista de extrema derecha, tal como lo hizo Jair Bolsonaro en Brasil.
Casi como un simbolismo de lo que significaría la entrega de alimentos, el gobierno y ACIERA firmaron un convenio en la sede de la fundación “Promesa Eterna” en José C. Paz, fundada en 2019. Allí, la ministra Pettovello y Pablo De la Torre prometieron un desembolso de 177 millones de pesos para la compra de alimentos para más de los setecientos comedores que según la Iglesia hay distribuidos en el país, aunque nunca se conoció públicamente la lista de los mismos para corroborar su existencia.
“Se estima que se cubrirá una demanda de poco más de 36 mil personas”, tuiteó la noticia la ministra, una cifra un tanto exigua teniendo en cuenta los porcentajes de indigencia. Esa misma semana, Javier Milei comenzaba una de sus giras internacionales, que culminaría en Roma el 11 y 12 de febrero con la visita al Santo Padre.
Los vínculos de ACIERA con dirigentes de LLA
Los lazos de algunos referentes de ACIERA con ciertos integrantes del mileismo no es nueva. De hecho, el vicepresidente de la Alianza es el pastor Hugo Márquez, padre de la diputada nacional Neuquén Nadia Márquez, fervorosa militante antiaborto y que esta semana se presentó a un debate en comisión con un patito de plástico en la cabeza.
Nadia Márquez, además, tiene una estrecha amistad con quien es el Secretario de Cultos, Francisco Sánchez, el hombre que además de insultar a judíos y musulmanes en partes iguales, en el ultimo mitin de VOX en España hizo una feroz diatriba contra el matrimonio igualitario, la legalización del aborto e incluso, la ley de divorcio vincular; sin contar que fue quien pidió pena de muerte -inexistente en nuestra legislación- para la ex presidenta Cristina Fernández.
El presidente de la Alianza es Christian Hooft, quien el 10 de diciembre de 2023 participó de la ceremonia interreligiosa en la Catedral Porteña en representación de las iglesias evangélicas durante la ceremonia de asunción de Javier Milei.
Esos mismos días los integrantes de ACIERA se reunieron con Diana Mondino -de quien depende la secretaría que lidera Francisco Sánchez- para que acelere los trámites de su personería jurídica religiosa, lo que les permitiría, entre otras cuestiones, la exención de impuestos.
No es la primera vez que la Alianza de Iglesias Evangélicas tiene un rol político: en 2020 se pronunció contra el “pase sanitario” dispuesto el gobierno de Fernández en función del control de la pandemia. Entonces dijeron en un comunicado que con el “pase sanitario” se estarían “afectando otros derechos como el de libre circulación el territorio nacional, de reunión, el de no discriminación, y libertades y derechos fundamentales que hacen a un estado democrático”, haciendo hincapié en lo relacionado con los actos religiosos. “¡Qué particular mención merece el hecho de que el referido pase pueda llegar a ser de aplicación en los ámbitos religiosos!” dado que ello -dicen- sería “equiparar los ritos de los diferentes credos con cualquier actividad de la vida privada” y, en consecuencia “desmereciendo así la importante labor espiritual que realizan las iglesias”.
Tuvieron también un rol fundamental durante los años de debate de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo: marchas, fetos gigantes, pañuelos celestes y el apoyo monetario, en 2019, del Ministerio de Salud y Desarrollo Social dirigido entonces Carolina Stanley para que implementen lo que llamaron “Red nacional de acompañamiento a la mujer con embarazo vulnerable” que, con una línea 0800 incluida, se focalizaría en las adolescentes, a las que propondría captar mediante un “abordaje proactivo a la embarazada en un Centro Sanitario” criar a sus hijos o darlos en adopción.
Además de Nadia Márquez, hay dos diputados de LLA que pertenecen a congregaciones evangélicas: Santiago Pauli (Tierra del Fuego), Lourdes Arrieta (Mendoza); sin contar el peso que tiene dentro de esas comunidades otra ex diputada, Cinthia Hotton, de la línea dura del macrismo. Todos ellos, macristas y libertarios, convergieron fundamentalmente en el uso del pañuelo celeste y en las manifestaciones -muchas de ellas violentas- contra la ley de interrupción voluntaria del embarazo, y tejieron alianzas religiosas, amistosas y políticas, muchas de ellas, a través de fundaciones.

Sandra Pettovello firmando un convenio con Abel Albino, de CONIN.

Albino, CONIN y el pensamiento medieval
El 5 de febrero Sandra Pettovello salió corriendo de “Promesa Eterna” en José C. Paz y volvió a su despacho para reunirse con Abel Albino, responsable de la “Fundación Cooperadora Nutrición Infantil” (CONIN). Fue el regreso de Albino luego de algún tiempo de ostracismo y de una frustrada candidatura política sus declaraciones en 2018 en el Senado y la legalización del aborto, y Pettovello confió en él para que la asesore con respecto a la desnutrición infantil. Al día de hoy, no hay noticias de lo hecho el pediatra desde febrero y con un tema tan sensible.

Marmora, De La Torre y Albino
Albino, pediatra recibido en la Universidad de Tucumán, no es evangelista, sino miembro del Opus Dei. De todos modos, algunas corrientes de la extrema derecha católica suelen tener más puntos en común, al menos en lo político y social, con algunos grupos evangélicos también de derecha que con otras ramas católicas. Lo mismo sucede internamente con los cristianos evangélicos, que tienen enormes divergencias entre si.
El pediatra saltó a la esfera pública de la mano de Carolina Stanley, durante el macrismo. En 2016 la ONG que él presidía recibió un monto de 100 millones de pesos para la apertura de 30 nuevos centros de atención a la primera infancia y el fortalecimiento de otros ya existentes. Se desconoce completo la existencia de esos treinta nuevos centros. La metodología de trabajo, así como la capacitación de los profesionales actuantes, quedó a cargo exclusivo de dicha ONG, sin ninguna intervención del Estado.
Nada nuevo, Albino ya había sido beneficiado con otros convenios con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, durante el mandato de Mauricio Macri.
Un año antes, José Manuel Urtubey, entonces gobernador de Salta, rubricó un acuerdo con Abel Albino para que desde su fundación se genere un plan de asistencia particular para los niños de las comunidades wichi, con enormes carencias alimenticias. Se destinó una ingente cantidad de fondos de los que luego no se conocieron destinos, y en el interín fallecieron veinte niños wichi desnutrición. Apenas se pudo comprobar que CONIN solo había comprado leche, que no llegó a distribuir. Así y todo, el macrismo posteriormente le abrió todas las puertas.
Ya entonces la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) manifestó su malestar sobre las “presuntas fórmulas para combatir la desnutrición” que argumenta Albino, “carentes de evidencia científica y alejadas de una concepción integral de la salud”, sin embargo Sandra Pettovello volvió a traerlo a la palestra, posiblemente consejo de Pablo De la Torre, con quien Albino tendría vínculo amistoso.
El dirigente de CONIN es, además, famoso el contenido de sus libros y sus exposiciones, donde dice, ejemplo: “El preservativo no sirve para nada. Es 500 veces más chico que el espermatozoide. Entonces el profiláctico no sirve absolutamente, porque falla en el 30%, en el embarazo. Imagínense lo que puede pasar con el SIDA. Uno no está absolutamente cubierto”.
La propuesta de Albino para prevención de VIH y embarazos no deseados es la de “la abstinencia sexual”. En su libro “Gobernar es poblar: ¿paternidad responsable o fornicación asistida?” propone, para bajar la desnutrición, combatir la promiscuidad y pide causas penales para los médicos que reclaman ligadura de trompas y plantea que “la mujer debe esforzarse ofrecer al hombre su virginidad tanto física como moral”. En otro tramo, escribe: “En los sectores marginados, muy frecuentemente, el ejercicio de la sexualidad se desarrolla de modo promiscuo y animal”.
Los De la Torre y sus colaboradores religiosos
Pablo De la Torre integra la Fundación Concordia, un think tank conservador vinculado a la Iglesia Católica, que promueve los valores tradicionales de la familia y se opone al aborto legal. La fundó Joaquín De la Torre, su hermano, en 2014 con el lema “Políticas Públicas con valores”, y el Concejo Deliberante de San Miguel, durante la gestión de Joaquín, declaró al Municipio “Pro Vida” en 2018 sin contemplar, claro está, que posiblemente hubiera sanmiguelinos que apoyaran la ley.

Durante su intendencia, la Secretaria de Infancia y Familia fue María Lucía Raskovsky, una abogada recibida en la UCA y con masters en la Universidad Austral, que depende del Opus Dei. Está casada con Juan José Esper, diputado de la Provincia de Buenos Aires LLA y quien junto al sanmiguelino Agustín Romo y Nahuel Sotelo forma una tríada de diputados con grandes aspiraciones de liderar el municipio. Esper fue, además, Secretario de Seguridad en el Municipio de San Miguel y acompañó a De la Torre durante toda la campaña a la gobernación, así llegó a ser diputado.


María Lucía, que acompañó hasta hace unos días a Pablo De la Torre en el Ministerio de Capital Humano y salió eyectada con él, es amiga de Abel Albino desde hace, lo menos, diez años. En su cuenta de Instagram hay publicaciones donde se ve a la ahora ex funcionaria mostrando orgullosa la dedicatoria que le hizo Albino en su ejemplar del libro “Gobernar es Poblar”.
Ella, como su marido, son fervorosos militantes de “las dos vidas”, participaron en todas las marchas y son practicantes católicos. Suelen llamar a sus amigos “Los legionarios”, lo que podría indicar algún tipo de vinculación con la rama de “Los Legionarios de Cristo”, una agrupación de extrema derecha cuyo líder fue denunciado abusos; los “Legionarios” tienen -entre muchos otros sitios- una sede en Pilar.
Luego de su despido -y a horas de tener que transitar los pasillos de Tribunales- Lucía escribió en Instagram, en una foto con Pablo De la Torre: “El honor y orgullo de ser de tu equipo. De acompañarte siempre. De ser testigo día a día de tu grandeza. Gracias.”
Junto a María Lucía Raskwosky fue designada como funcionaria del Ministerio de Capital Humano y bajo las órdenes de Pablo De la Torre, Ana Belén Mármora, una abogada y periodista con un master en gestión administrativa pública. Mármora es otra de las funcionarias que dejó su cargo esta semana, arreciada las denuncias. En sus redes sociales y desde hace varias semanas pueden verse mensajes públicos de diversos usuarios, que le “agradecen” haber perdido puestos de trabajo su decisión.
Ana Mármora integra “Frente Joven”, una agrupación liderada el reciente diputado de LLA Santiago Santurio. Un fervoroso católico ligado al Opus Dei, fue quien acompañó al presidente y al Secretario de Cultos Francisco Sánchez al mitin de VOX en España, donde también fue orador: allí se explayó en los mismos conceptos que comparte con De la Torre y todo su grupo de colaboradores y amigos acerca de la defensa “de las dos vidas”, el avance del feminismo, la necesidad de proteger a la familia según su concepción tradicional de la misma. Santurio es, además, amigo personal de Mármora y padrino de bautismo de la pequeña hijita de la funcionaria.

Ana Marmorra y Santiago Santurio
Mármora es, además, seguidora y discípula del sacerdote Aníbal Fosbery, ya fallecido, y quien fue fundador de la Universidad de la Fraternidad Escolástica Santo Tomás de Aquino (FASTA). El religioso, de extrema derecha católica que coqueteó con el Opus Dei, consideraba a los genocidas detenidos como “presos políticos”, y el ex diputado nacional Rodolfo Vargas Aignasse, cuyo hermano Guillermo fue detenido-desaparecido durante la dictadura, sostuvo en un programa de televisión que Fosbery se reunía con el hombre fuerte de la dictadura en Tucumán, Domingo Antonio Bussi, en el Comando de la Quinta Brigada de Infantería, para decidir qué personas iban a ser secuestradas. En FASTA de Tucumán, aunque es nacido y criado en la ciudad de Buenos Aires, estudió Santiago Santurio.
Fasta, además, tiene relación cercana con la cuestionada Fundación Conin, dirigida Albino, a quien nombró “Doctor Honoris Causa”. FASTA y CONIN tienen vínculo desde hace más de diez años, cuando la Universidad sumó el objetivo de cooperar en la lucha contra la desnutrición infantil. El acuerdo, llamado “Pan y Cerebro”, incluye que la Universidad ofrece el espacio a los alumnos de distintas carreras que realizan junto con CONIN distintas prácticas profesionales, pasantías y servicio voluntario; en un compromiso que también incluye a personal y docentes de UFASTA.
Esteban Bosch, director nacional de Asistencia Crítica y Emergencia y candidato a intendente de San Martín de los Andes en 2019 es otro de los eyectados colaboradores ministeriales de De la Torre. Bosch, si bien residía en Neuquén, tiene vínculos familiares con viejos conocidos de De la Torre: la familia O´Reilly, cuyos integrantes fluctúan entre el Opus Dei y el Lefrevbrismo.
Los O´Reilly, responsables de la firma constructora Eidico, tienen emprendimientos inmobiliarios tanto en Neuquén como en San Miguel, lo que los unen los negocios, la fe y la política: el de Jorge O´Reilly fue uno de los nombres que se barajó para cubrir el cargo de embajador ante la Santa Sede en representación de este gobierno. Los hermanos De la Torre tienen sobrados vínculos con los O´Reilly y posiblemente ellos Bosch haya llegado a colaborador de Pablo. También es, supuesto, defensor de “las dos vidas” y padre de siete hijos.
Fernando de la Cruz Molina Pico, hasta su despido fue coordinador General de la Comisión Nacional del Programa de Promoción del Microcrédito para el Desarrollo de la Economía Social; vive en Bella Vista. Es abogado,fue escribiente en el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal Contravencional Nro 5.
Es también uno de los dueños de Bodega Molina, ubicada en El Plumero, cerca de la Villa Tulumaya en Lavalle, Mendoza. Aunque no es mendocino, su familia tiene un fuerte arraigo histórico desde tiempos de la colonia y el primer gobierno patrio, inclusive, y de hecho su marca de vinos insignia es “Dinastía”. La bodega recuerda al presentarse: “Somos una familia que está vinculada con la actividad vitivinícola del país desde sus orígenes. Cuentan que el primer Molina en pisar suelo mendocino y dedicarse a elaborar vinos data del año 1650”.
Molina Pico es, también, parte del “Frente Joven” que lidera Santiago Santurio y fervoroso devoto religioso.
Martín Lepera, también funcionario despedido del Ministerio, tiene vínculo con Pablo De la Torre a través de Juan Esper, el marido de Raskovsky. Cuando Esper estaba a cargo del Registro de las Personas en San Miguel, Lepera era su segundo. Por supuesto, comparten la fe y es uno de los llamados “Legionarios”.

Lucia, De La Torre y Esper
Por último, Federico Fernández, alias “Fefe”, ex alumno del Colegio Lasalle de Florida. Fernández fue funcionario de la SEN y director de Administración de la secretaría que comandaba De la Torre, hasta que circuló una planilla de su autoría donde figuraban algunos de los prestadores de facturas, o “factureros” y estalló el escándalo de corrupción que expuso Data Clave.
Fue quien reclutó entre sus amigos del colegio y esposas y novias de estos a quienes entrarían en la trama corrupta prestando su nombre y facturación para generar “caja política”. Los amigos de Fefe son todos católicos como él, y varios integran el grupo de “Custodios de la Virgen”.

El equipo de rugby del La Salle, donde puede vérselo a Federico Fernández en la foto.
El Papa, el Arzobispo, los obispos y Juan Grabois
El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, monseñor Jorge García Cuerva, y ante el gesto fruncido del presidente Javier Milei, abrió su mensaje en el tedeum en la Catedral Metropolitana, el 25 de mayo, con la frase “hay que acompañar con hechos y no solo con palabras el esfuerzo de la gente” y de ahí no paró. “Hay parálisis que no se pueden procrastinar”, y advirtió que “su postergación, en nombre de un futuro prometedor, generarían consecuencias nefastas irreversibles en la vida de las personas y, tanto, de toda la sociedad. Un precio muy alto a pagar que no nos podemos permitir: la malnutrición en la primera infancia; la falta de escolarización y accesibilidad a los servicios de salud; los ancianos y jubilados incapaces de sostenerse diariamente con un mínimo de dignidad, son algunos de esos ejemplos impostergables”.
Ese mismo día patrio el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, pidió durante el tedeum en la Catedral no cortar la asistencia a los pobres, aludiendo al Gobierno nacional. “Es necesario poner la mirada en los que van cayendo en el camino. Sostener a los débiles hace que seamos fuertes en el amor. Una Nación grande es la que sabe cuidar a los pequeños”.
Luego agregó: “Las noticias que en estos días se han publicado acerca de la corrupción en la distribución de alimentos en algunos lugares del país son muy graves. No se debe malversar la comida destinada a los pobres. Eso es pisotear su dignidad y pudre el tejido social. Pero no es justo poner un manto de sospecha sobre tantos emprendimientos solidarios que se llevan adelante con esfuerzo y generosidad. Que se investigue y enjuicie a los culpables, pero que no se corte la asistencia a los pobres. Nunca mejor dicho que ‘terminan pagando justos pecadores’”.
Estos mensajes se sumaron al pedido que ya en febrero había hecho el presidente de Cáritas y Obispo de Quilmes, Carlos Tissera. Por entonces dijo que “El gobierno tiene que recapacitar. Primero está la comida de la gente y uno anhela que sea traída el trabajo, lo lógico sería que los argentinos pudieran comer lo que se ganan. Pero con este porcentaje de pobreza que hay, solucionar el tema alimentario es el principal problema de todos”, en declaraciones a CNN Radio.
Cuando en febrero esto reclamaba Tissera y Pettovello firmaba convenios con CONIN y con ACIERA, el presidente Milei estaba en Roma para la canonización de Mamá Antula. Hasta allí había llegado con gran comitiva integrada, entre otros, su hermana Karina, Diana Mondino, los diputados Nahuel Sotelo y Santiago Santurio, y el secretario de cultos Francisco Sánchez.
Es de suponer que a Francisco, que sigue embuído en la política local como cuando vivía en Buenos Aires, cuando recibió a Milei ya conocía los acuerdos con las Iglesias Evangélicas Agrupadas y con lo más rancio del catolicismo de derecha al que él, como franciscano, no es muy afecto. Encima, Sánchez en la comitiva. Bergoglio, que simpáticamente no da puntada sin hilo, parece haber marcado la cancha para que el tema de la distribución de alimentos empiece a tener la relevancia que su urgencia requiere.
Grabois, denostado hasta el hartazgo el gobierno y su club de fans, tan afectos a la estigmatización a través de slogans como “administradores de la pobreza” o “les quitamos los curros”, fue quien lideró los reclamos que, finalmente, los mismos denostadores admitieron eran justos y veraces, más alla de la perversidad de Javier Milei de decir que “la ayuda social es una aberración, que son todos curros, y que si tuvieran hambre ya se habrían muerto”. El hambre, para quien nunca lo sintió, puede esperar.
Para quienes lo sufren, no hay tiempo de espera. Quienes tienen los ojos en el cielo y los pies en la tierra, lo saben. No es el caso de los hombres y mujeres de De la Torre, que se suponen cercanos a la fe, pero lejos de la gente, a la que le negaron comida durante meses y en paralelo, destinaban dinero que debía ir a la compra de insumos, a las arcas de la politica.

El Ministerio de Capital Humano sigue negando lo que a todas luces se comprobó: “No había alimentos vencidos”, machacó la subsecretaria Legal del Ministerio de Capital Humano, Leila Gianni, empeñada en deslindar las responsabilidades de la cartera que conduce Sandra Pettovello en el escándalo de gestión y corrupción que sacude al gobierno de Javier Milei.
Como si nada hubiera ocurrido durante estos últimos días de denuncias, inspecciones, despidos de funcionarios y órdenes judiciales, la funcionaria anunció que el ministerio de la amiga íntima del Presidente comenzará a repartir parte del stock retenido en los galpones de Villa Martelli a los 64 centros de distribución en todo el país.
“En el día de hoy se procedió a firmar un convenio con la Fundación Conin y en coordinación con el Ministerio de Defensa van a ser distribuidos” los packs en cuestión, afirmó Gianni.
Según la funcionaria, el reparto quedará en manos de la logística, el ingenio y el supuesto conocimiento que el Ejército Argentino tiene en materia de hambre en la población. Y todo bajo el asesoramiento del antiderechos Abel Albino, presidente de la fundación en cuestión y consejero de la virginidad de las mujeres como método para evitar los abortos.
Pettovello y Albino firmaron esta mañana un acuerdo a través del cual la fundación que él preside se encargará del reparto de parte de la mercadería a punto de vencer que el juez Sebastián Casanello ordenó entregar antes de que se pudriera.
Según Gianni, la ministra no dispuso el reparto la orden que pesaba sobre ella y su cartera, aún sacudida despidos y más despidos. Lo dispuso ni bien “tomó conocimiento la semana pasada de que había productos vencer”.
“No había alimentos vencidos. Sí próximos a vencer”, insistió la funcionaria y precisó que el apremio pesa sobre “aproximadamente 40 mil kilos de leche en polvo”, cuya fecha de caducidad estaría cerca.
Lo notable es que lo afirmó sin hacer referencia a los miles de kilos de arroz con hortalizas y yerba mate que vencieron en febrero pasado. Tampoco precisó que varios palets con leche en polvo comienzan a vencer el próximo viernes 7 de junio, con lo cual la rapidez de la entrega no garantiza que la descarga y el consumo quede hasta después de esa fecha.
Como sea, el encargado de la planificación será Abel Albino, el otrora socio del macrismo y pediatra oscurantista que fue al congreso a recomendarle a las mujeres que no tengan relaciones sexuales para no abortar. “Las mujeres deben esforzarse ofrecer al hombre su virginidad tanto física como moral”, dijo y si fuera poco sostuvo que el preservativo “no funciona” para prevenir los embarazos ni el VIH. Según su lógica, los espermatozoides o el virus “pueden atravesar la porcelana”.
Este hombre que repartirá los alimentos también hizo una insólita relación entre el hambre y las relaciones sexuales: “La desnutrición infantil es una enfermedad cultural propia de sitios en los que al acto sexual (…) se lo suele llevar a cabo compulsivamente, bajo los efectos de una vehemencia descontrolada e irracional que pretende la mera satisfacción de un placer instintivo parte del varón”.
La estrategia de deviar el eje
En la previa a la audiencia en la sala II de la Cámara Federal tras la apelación de la cautelar judicial, la segunda de Pettovello apuntó, sin nombrarlo, a Casanello: “Vamos a ir a defender la democracia porque no vamos a permitir ni que fiscales ni que jueces militantes nos digan cómo diseñar y ejecutar una política pública”.
“Es necesario destacar la política pública alimentaria que está llevando adelante esta gestión. Dejamos atrás una política de asistencialismo que no solo no resolvió el problema sino que lo acrecentó en infinidad de ocasiones para ir a una asistencia directa. Desde que asumimos estamos dejando atrás a los intermediarios y asistiendo a los que lo necesitan”, sostuvo a pesar de su paso la gestión de Unión la Patria.
En la misma línea, Gianni denunció que detrás de los alimentos “hay un negociado enorme de las organizaciones sociales y de los militantes del hambre con la participación necesaria de exfuncionarios del gobierno anterior, del ministerio de Desarrollo Social”.
“Hay tres puntos claves: los alimentos fueron adquiridos mediante licitaciones irregulares espurias. Lo hemos hecho en la adquisición de aceite y de yerba. Punto dos, esos bolsones de comida eran comercializado los militantes del hambre en muchas ferias. Punto tres, eran utilizados como punto de coacción frente a los sectores más vulnerables”, agregó.