Cómo impactan en Argentina las graves inundaciones del sur de Brasil

El estado brasileño de Río Grande do Sul atraviesa una de las mayores catástrofes climáticas de su historia con inundaciones que afectan a unos 341 municipios, entre ellos a Porto Alegre, la ciudad capital estatal. Hasta este domingo se registraban 78 personas fallecidas y más de 100 desaparecidos.

Gustavo Villa Uría, ingeniero en Recursos Hídricos, dialogó con El Litoral y comentó los detalles de esta devastadora inundación y cuál es la repercusión que tiene en Argentina, sobre todo en la costa del río Uruguay.

“El origen se debe a un bloqueo de los frentes fríos que no pudieron avanzar más y quedaron estacionados en una zona que abarcó esencialmente el estado de Río Grande do Sul. Esa situación generó lluvias muy encima de valores normales, inclusive en algunos lugares duplicó el nivel de lluvias mensuales y en otros llegó casi al valor de lluvia anual, en solo unos cuatro días”, comentó Villa Uría.

Las precipitaciones, encima de valores medios, generaron desborde de ríos, lagunas, destruyeron carreteras y puentes en varias zonas. Al mismo tiempo provocaron corrimientos de tierras y el derrumbamiento parcial de una represa en una pequeña central hidroeléctrica (llamada “14 de Julio” y que pertenece a la Cuenca del Atlántico). También se afectaron represas de riego y de abastecimiento de agua potable para la población.

En este sentido, toda la zona de sierras de Río Grande do Sul sufrió estas lluvias catastróficas, de las que no se tenía registro desde 1941. Al consultar al especialista hacia dónde escurre esta gran cantidad de agua, explicó que “el río Guaíba sale hacia la laguna Dos Patos y eso luego va hacia el Atlántico”.

Río Uruguay

Si bien gran parte del agua de estas inundaciones corresponde a la Cuenca del Atlántico, el evento climático de importantes lluvias afecta a la región de todo el sur brasileño, parte de Paraguay y el noreste argentino.En Avenida Maipú (Concordia, Entre Ríos) el río Uruguay se desbordó y ya hay evacuados. Foto: Belén Fedullo/Mirador Entre Ríos

En Avenida Maipú (Concordia, Entre Ríos) el río Uruguay se desbordó y ya hay evacuados. Foto: Belén Fedullo/Mirador Entre Ríos


“El río Uruguay en el tramo misionero-brasileño no sufrió aportes importantes porque depende del estado de Santa Catarina donde llovió poco. Sí en el tramo correntino-brasileño y uruguayo-argentino llovió bastante más. En Paso de los Libres están cerca del nivel de evacuación y todo río abajo también va a estar en niveles de evacuación”, mencionó el ingeniero en Recursos Hídricos. Al mismo tiempo señaló que “el río Cuareim, que sirve de límite entre Brasil y Uruguay, recibió parte de los aportes de las inundaciones y lo lleva hacia el río Uruguay”.Una de las playas de Concordia ya está bajo agua. Foto: Belén Fedullo/Mirador Entre Ríos

Una de las playas de Concordia ya está bajo agua. Foto: Belén Fedullo/Mirador Entre Ríos


Por este motivo, en varias ciudades costeras del río Uruguay ya hay evacuados y en otras los gobiernos locales ya tomaron medidas y están en alerta posibles inundaciones. Por ejemplo en las localidades entrerrianas de Concordia (ya hay evacuados), Colón y Concepción del Uruguay el agua está en nivel de alerta; mientras que en ciudades correntinas como Santo Tomé y Garruchos ya hay vecinos evacuados.Foto: Belén Fedullo/Mirador Entre Ríos

Foto: Belén Fedullo/Mirador Entre Ríos


El Iguazú

Para conocer el impacto que tendrá la crecida en la ciudad de Santa Fe y el tramo medio del río Paraná, el río Iguazú es el que se mira de reojo. Si bien tuvo un pico de crecida en los últimos días pasando de 8 a 14 metros durante el fin de semana, no tendrá importante repercusión sobre los ciudades costeras del río Paraná.

Villa Uría mencionó al respecto que el pico ya pasó en el día de ayer (domingo). “Por ahora no trae inconvenientes, si bien las lluvias están previstas hasta el miércoles, son menores”, sostuvo y agregó que “en Santa Fe va a pasar desapercibido y no vamos a tener una situación significativa. Tengamos en cuenta que del río Iguazú al río Paraná el aporte pasó de 10.000 a 12.000 m³/seg. es un 20% de incremento y eso no genera aportes significativos a nuestra zona (sur del litoral)”.

En esta línea remarcó que este leve aporte que se podría recibir en las próximas semanas, “no cambia el escenario de aguas bajas del Paraná, ya que estas lluvias normalmente se distribuyen en toda la Cuenca del Plata, sin embargo el frente estuvo estacionado durante varios días en un mismo lugar (Río Grande do Sul) cuando normalmente se tendría que haber distribuido y traído parte de aportes a la cuenca del Iguazú, Paraná y demás”.

Por el momento, el Puerto Santa Fe en su último registro hidrométrico midió este lunes 3,10 metros, y continúa su tendencia en ascenso, que se inició de forma escalonada desde las últimas semanas de abril.