Misiones: docentes salieron a la calle para exigir mejoras salariales y edilicias

Denuncian que no reciben respuestas parte de la gobernación encabezada por Hugo Passalacqua.

A lo largo y ancho de la provincia de Misiones se extiende el reclamo docente, cuyas exigencias máximas radican en el monto salarial y en las condiciones edilicias de los establecimientos educativos. Por dichos factores, profesores y maestros llevan adelante diferentes medidas como cese de actividades, marchas, y la más extrema de ellas se cristaliza en las huelgas de hambre de dos profesoras, en la ciudad de Posadas. En este contexto, el Gobernador Hugo Passalacqua y su Poder Ejecutivo carecen las respuestas, y si las hay, se vinculan a intimaciones para culminar con las acciones sindicales, aseguraron los propios educadores.

La primera en determinar no comer más hasta recibir una mejora salarial fue Maira Chávez, profesora del Colegio Nacional, y posteriormente se le sumaron Ana Groseilles, del Colegio Normal, e Irma Melgarejo, de la Escuela N° 21 de Garupá. En los tres casos, la decisión de renunciar a toda ingesta de alimentos se debe a una demanda salarial que, según ellas, se acentuó a principios de este año. Al respecto, Chávez reveló, ante Crónica, que «solo nos aumentan migajas, hace 2 o 3 semanas se empezó con asambleas en los lugares de trabajo con asistencias de alumnos, marchas, paros y el gobierno solo aumento el 6%». Por esta razón, la docente se asentó frente al Colegio Martín de Moussy, luego de una experiencia familiar que la movilizó.

En este sentido, ella confesó que «toque fondo cuando cobre mi sueldo el miércoles 1° de mayo y 4 días después yo no tenía más plata ni para comprarle un poco de carne para el almuerzo de mis 3 hijos. Entonces, les di de comer pizza, y con angustia yo no quería comer para que a ellos les alcance». Al mismo tiempo, la mujer agregó que «ese mismo día anunciaron la mesa salarial para el próximo viernes, y me entró el miedo de que otra vez nuestro gremio nos vendan migajas, y vivir otro mes así con esta angustia. Por eso tomé esta drástica decisión». Su iniciativa continúa junto a Melgarejo, en tanto Groseilles declinó a la medida cuestiones personales. No obstante, Chávez debió recibir asistencia médica, en la jornada del último martes, producto de la falta de alimentación.

En el lugar de la huelga de hambre también tiene lugar un acampe, encabezado los docentes autoconvocados. Uno de ellos, Jorge Ramos, señaló a este medio que «estamos últimos en la escala salarial nacional, somos la peor provincia paga, y alcanzamos niveles de indigencia. Es una situación calamitosa, tocamos fondo». Ante este panorama, Ramos enfatizó que «la actitud del Gobierno de Passalacqua es soberbia, desconoce el reclamo, y los trabajadores de la educación no damos más».

Un reclamo de incremento de ingresos que se enfunda, de acuerdo a las afirmaciones del mencionado docente, en «los sueldos que estamos percibiendo. Hoy, con 25 años de antigüedad, un maestro de grado está cobrando 394.000 pesos. Pero es peor para los que se inician, porque no llegan a los 200.000 pesos, y encima nos pagan en cuotas. Por si fuera poco, acá para jubilarte con el 82 % móvil debes tener 38 años de aporte».