LA EDIL ALBASETTI «HAZ LO QUE YO DIGO Y NO LO QUE YO HAGO»

La Edil libertaria tiktokera Estefanía Albasetti, militante del uso y buenas costumbres e incorruptible al punto de convertirse en un paladín del bien, mostró la cola del mal y se convirtió en lo que todo ciudadano de Quilmes odia y desprecia: la mentira política y el tongo…
Todos podemos ver en sus redes sociales como habla de arreglos políticos con los medios pago de pautas y sin ir más lejos en una sesión en el HCD, ofendidísima, dijo que «El municipio gasta 4 millones de pesos en pautas diarias publicitarias»… Ahora, la mediática edil, no está en posición de juzgar a nadie. En las últimas horas varios actos equívocos lograron despertar la ira de fanáticos pagos de la vedetonga Quilmeña…


La primera hizo enojar a mucha gente que tiene hijos con discapacidad, esto fue la reunión que mantuvo con Sebastián Baldassarri, un polémico abogado no vidente de Quilmes, que trata de figurar en la política zonal a cualquier precio. Tratándose de colgar en la esfera mediática como centro de atención.
X ejemplo: una denuncia x estafa a la concejal de Berazategui Sandra Beatriz Massimino (JxC) y la pelea con un ex-socio que lo acusó de cosas muy graves. En esa causa lo representa Hugo Icazati.

Sin embargo, lo que enojo de este abogado es que la única realidad es que jamás se comprometió con ningún caso en el cual se le pidió ayuda. Su falta de compromiso para la lucha y representación de sus pares siempre fue abandonica pero hace unas horas la foto del periodista Roberto Carrigall, más conocido como Roberto «Facebookero», logró enojar a varios periodistas y aficionados a lo mismo.
Dando sus primeros pasos en la vida política fuera de la mano de la diputada Mónica «Fraude» Frade logró firmar x si solo la afiliación a la «Libertad Avanza», como una especie de consejero de prensa o algo parecido…

Esta última maldita foto logro rebalsar el vaso y despertar la ira de dios, junto a la de Baldassarri se transformó en la tormenta perfecta. No pasaron ni 15 minutos de esa imagen que la lluvia de información no paro x 4 horas y llego la desilusión, esa tan grande que teníamos con nuestra concejal incorruptible casi tocando lo celestial…
La realidad es que Estefanía Albasetti tiene una nómina y una cartera de periodistas pagos en Quilmes a los cuales le depositó y deposita dinero de pautas en forma privada, es decir, prensa comprada.
Esto no sería lo más grave, lo grave es que su grito guerrero amazónico era «NO a la pauta y a la prensa amarilla».

Lo cual nos da una oportunidad de frenar la pelota y pensar si esta gente es realmente lo que dicen o son más de lo mismo. La realidad es una; los pagos estuvieron y están, clara corrupción mediática.
X otro lado dos aportantes de campaña se hicieron eco ante estos extraños movimientos y estarían pronto a romper lazos.
Claramente hay problemas en la familia libertaria de Quilmes, sus pares no estarían conformes con la Edil qué los representa ya que ninguna decisión es tomada x ella misma. Allegados a su línea acusan a su propio marido de manejar a gusto la agenda de decisiones políticas, el pago de prensas, etc

Por último, dos libertarios y un periodista tendrían una reunión antes del sábado con líderes nacionales de la «Libertad Avanza» para mostrar material vinculado al tema. Nosotros seguimos manteniendo que es una figura diferente en la política de Quilmes, pero si arrancamos así que nos espera en un par de años cuando agarre el vicio y los berretines y que quede claro que la votamos a ella, NO al marido

Ampliaremos…