QUILMES: LIBERTARIOS CON LOS MISMOS DE SIEMPRE.

El folclore de la política no soporta los archivos, el 90% de los políticos del pasado están manchados, sea con corrupción, ñoquis o escándalos. El termómetro de la calle no soporta un grado más de pelotudeo. Muchos políticos, llámalos de Juntos o llámalos del PRO se están pasando a las líneas de la «Libertad Avanza» en Quilmes y la libertad avanza los está adoptando como hijos huérfanos y son peores que un perro mestizo.
A continuación te vamos a citar dos ejemplos del pasado que intentan entrar al futuro para no perder el bastón del poder y son gente del ex intendente Martiniano Molina que en su momento arrodillados a sus pies, no dudaron de cambiar de cinturón para arrodillarse y abrir el cierre de otro pantalón, con tal de seguir existiendo; arrancamos con Guillermo Sánchez Sterli…
Este mismo en la epoca de Molina fue de público conocimiento x el escandalo en cuanto a la cantidad de ñoquis y parientes que coloco en el municipio, en ese momento era Jefe de gabinate y candidato a diputado provincial x cambiemos.
Entre la gente que puso a trabajar en la gestión una fue su ex mujer, María Soledad Hernández, como Directora General de la Agencia de Recaudación Municipal. Sus dos hermanos -Diego y Darío- fueron subsecretario y asesor en el Gobierno del intendente. Otros parientes que gozaron de estos beneficios, fue la ex concejal Elizabeth Virgilio -subsecretaria de Comercio y de Desarrollo Social- y Fabián Morales -director de Bromatología-.

Podemos seguir contando ya que también destacan sus primos, todos funcionarios de la Municipalidad. Como si fuera poco empachado con la plata de los quilmeños, nombró a Juan Manuel Chiodo, ex empleador del titular de la cartera ambiental. Jessica Sterli, Benjamín Testa, Mariela Rodríguez y Nicolás Figurina, entre otros, fueron otros asesores empleados Molina en su gestión.

Ahora hablemos de la concejal Patricia Caparelli, más casta imposible… Vivió toda su vida del estado y al mejor estilo Massa logró camuflarse para perpetuarse en el poder, estos son algunos de sus tantos cargos; Directora de política comercial, directora de Ruith, directora de migraciones de la nacían, consejera escolar, concejal dos veces, directora de defensa del consumidor.
Uno de los escandalos entorno a esta concejal fue la denuncia de la diputada, denunciadora serial, Mónica Frade, que apuntó en su momento al ex intendente Martiniano Molina x vender lugares en la lista de concejales, lo cual era verdad y valían 20mil dólares los puestos.

No hace más de dos meses, luego de las elecciones nacionales, el bichito del miedo le volvió a picar a la concejal sobre quedarse a fuera y pasar a los bien llamados «muertos vivos políticos» formó un unibloque «Trabajando x Quilmes«, en el Concejo Deliberante… De ese momento se convirtió en una nueva libertaria. Este tipo de actos es lo que nos muestra que son muy pocos los políticos creíbles y pone en duda la credibilidad del bloque de la «Libertad avanza».
Adoptando a este tipo de personajes políticos que son los mismos que ellos criticaban en campaña, hay una realidad en Quilmes que viene afectando desde la intendencia de Aníbal Fernández, ninguno soporta un archivo.
La pregunta del millón es «¿Cómo perduran siempre en el poder?» y la realidad es una sola: son CÓMPLICES. Si quieren ser creíbles no borren con el codo lo que escriben con la mano, CASTA NO.