El caso Salvador Altamura vuelve a sonar en los pasillos de la corrupción

Spread the love

El caso Salvador Altamura vuelve a sonar en los pasillos de la corrupción, la usura y la plata política. En el día de ayer, diferentes canales de televisión, se refirieron textualmente: “Es una familia corrupta”, principalmente un abogado que dijo que “todo el entorno de Salvador Altamura era rarísimo”- La realidad es que hablamos también del caso de Lautaro Morello y Lucas Escalante, éste segundo nombrado es hijo de Hilario Escalante, un albañil devenido a empresario, con poderes en la política y en lo policial, está comprobado, ya que están detenidos el hijo del comisario Centurión, una persona con muchísimo poder que, a su vez, es primo de Zisuela, un tratante de blancas, facilitador de drogas y explotación de menores, que fue concejal de Florencio Varela (hoy detenido) que fue además, Ex presidente del Club Argentino de Quilmes.


Ayer, varios canales, hicieron eco de la existencia de una supuesta sociedad entre el supuesto empresario Salvador Altamura e Hilario Escalante. Viene todo “agarrado de los pelos” porque Salvador Altamura con una facilidad increíble compra un lote inmenso en Florencio Varela y Hudson, los lotea en tiempo record y, en tiempo record le dan la luz etc. Muchísimos de esos terrenos fueron vendidos a la fuerza policial de Varela dándoselos a pagar en cómodas cuotas. ¿Dónde se pagaban esas cuotas? En el departamento de la calle 25 de Mayo al 200 de Quilmes, donde vivía Salvador Altamura, hoy desaparecido hace casi 3 años. No nos olvidemos que el único detenido de la causa, Rubén Darío Dening, que mi parte sabe muchísimo más de lo que habla, y esto no lo despegaría de la causa, porque siempre digo: lo mediático no es lo judicial, El unico detenido vinculó, tanto a él como el hijo, directamente con la Intendenta Mayra Mendoza, x ser proveedor, tanto él como varios detenidos que hubo en la causa. No nos olvidemos que las novias de Salvador Altamura, el mejor amigo de Salvador Altamura, que no es Rubén Darío Dening, el detenido, eran proveedores del Municipio, TODOS: ponía y sacaba gente como quería, hasta en su momento se planteó la idea de que quería cambiar el contador para poder cobrar más rápido. Los “tentáculos” de este mismo, según decían ayer varios abogados y en varios canales, llegarían a tocar a miembros de la familia.
Lo que tienen en común estas dos causas, es que cuando vos , estás nombrado como parte damnificada, tenés que ir todos los días al juzgado e impulsarla, y acá viene lo extraño: tanto el lado de Salvador Altamura, como el lado de Hilario Escalante, se los puede apreciar sin movimientos en la causa y sin preocupaciones, en el caso de Hilario viajes a Mar del Plata “express”, se comenta que se estaría preparando para irse a un viaje muy largo, o sea, escapar se llama a eso , la parte del empresario, la familia que en este momento está nombrada en televisión y en diferentes radios, vivieron la “vida loca”, me refiero a: fiestas en Puerto Madero, viajes a Miami, champagne, cambios de vehículos y cero preocupación, la realidad es que “cero preocupación” viene desde el primer momento, cuando a la semana de desaparecido, en el departamento mismo de Salvador Altamura, se peleaban los 08 de los vehículos del desaparecido, así también las motos, así también averiguando si había cajas de seguridad, etc, etc… Entre ambos hermanos (padre de Salvador, y Donato Altamura, tío y socio de Salvador). La realidad es que nunca hubo una preocupación constante. Palabras textuales del padre en su momento: “Yo sabía que me lo iban a matar, pero no que me iban a hacer esto de desaparecerlo”. Y la verdad es que la mafia castiga de esta manera. Hoy x hoy las dudas son tremendas para la justicia, para y los abogados, pero la realidad es una: ¿Dónde está Lucas Escalante? ¿Dónde está Salvador Altamura?

¿Por qué existen estos vínculos y estas sociedades? ¿Y x qué, en su momento, ningún medio nacional se hizo eco de la desaparición y hoy se pide que el padre de Salvador Altamura hable? (Imagen de portada).
Obviamente que lo de los terrenos no pudo haberlo hecho solo, o sea, todos sabemos que la mafia política existe y existirá siempre, tenemos gente buena y gente mala, pero da la casualidad que una de las grandes amigas de Salvador Altamura trabaja en el Municipio de Florencia Varela, es una persona que estuvo 20 años y sabe todas las “mañas”, con esto no quiere decir que ella haya facilitado los terrenos, o los loteos, o la luz, o las escrituras, o los haya comerciado, pero denme el derecho a ser inteligente y poder pensar. Hoy x hoy tenemos un Quilmes devastado, una Clínica Urquiza fundida ¿X qué nombro la Clínica Urquiza? X que en su momento, los Altamura, le dieron un préstamo al dueño y cobraban contra ventanilla. ¿Quién es el director de la Clínica Urquiza? El Dr. Claudio Caro, imputado en la causa presentar material apócrifo, al igual que, su tío y socio, Donato Altamura. Este mismo nombrado (Caro) es uno que está imputado en la causa, peleado a muerte con el padre pero, sin embargo, se lo puede ver en Puerto Madero tomando champagne y festejando en un aniversario, a un año de la desaparición, que yo creo que no era momento de festejar, si uno pierde un hijo creo que está arrastrándose los caños de la mierda buscándolo. La realidad es que hoy se lo puede ver a “Aldo” Altamura buscando una ayuda política, un poder político, “arrimarse”, porque sabe que se viene la noche. Varias de las sociedades que tenía éste, ninguna estaba trabajando, pero bueno… Obvio, uno quiere que aparezcan sanos y salvos y sean noticia que estaba todo bien y no lo que está pasando ahora, que los están involucrando con el poder y la corrupción en la política, usura, estafas y podríamos seguir nombrando. Por último, nos parece muy raro que el jefe de fiscales, el Dr. Draghi de Quilmes, tenía línea directa, hablaba en todo momento y lo atendía cuando quería al padre de Salvador Altamura, con planteos irrisorios y estúpidos. Pedimos, X favor, que haga lo mismo con el letrado de la familia de Lautaro Morello, el Dr. Dieguez, y con la familia, que se siente y los escuche. Entre todos podemos terminar con todas estas mafias que hace años está enquistada en la Provincia.