El kirchnerismo no deja de dar vergüenza ajena

Spread the love

El Gobierno se reunió con representantes de los kiosqueros y directivos de la empresa Panini para dirimir la tensión entre ambos las figuritas del Mundial.

El intermediario de la reunión de casi dos horas fue el secretario de Comercio Interior, Matías Tombolini, quien “puso a disposición los equipos legales y técnicos de la Secretaría para colaborar en la búsqueda de posibles soluciones entre las partes en torno a la comercialización de figuritas del Mundial”.

Tombolini es el encargado de administrar la importación de insumos y de negociar los acuerdos de precios con las empresas y los puntos de ventas en tiempos en los que la inflación no da tregua y podría volver a superar el 6% en septiembre, según estimaciones privadas.

Del encuentro, que generó muchas críticas y comentarios irónicos en las redes sociales, participaron también otros tres funcionarios nacionales: la subsecretaria de políticas para el Mercado Interno, Anastasia Daicich; la subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, Lucila Bueti; el titular de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, Rodrigo Luchinsky.

Comercio instó a las partes a encontrar “una solución que transparente la cadena de comercialización”, al tiempo que desde la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (Ukra) adelantaron que presentarán una propuesta a la empresa, que será analizada. Tombolini no realizó declaraciones al término del encuentro.