VERDAD, JUSTICIA, NADA DE HUMO POR LA APARICIÓN DE SALVADOR ALTAMURA

Spread the love

Se cumplen los dos años desde la desaparición del abogado financista proveedor del municipio Salvador Altamura, negar realidades, omitir verdades es una cagada, esta causa como venimos públicando siempre tienen omisiones de la realidad que no es culpa de ninguno de los fiscales, ni uno esta negando la verdad de un lado o la del otro, fuimos uno de los medios más criticados entrevistar a los abogados defensores pero a su vez fuimos uno de los medios presentes en los robos a este muchacho, que quiero decir cuando digo los robos, las peleas entre familias sus bienes, con su desaparición en caliente, se peleaban sus bienes; autos, motos, heladeras y plantas, y hablamos a una semana de su desaparición, que quiero decir con esto, que el punto no era encontrarlo, sino, quien se quedaba con las ganancias, uno quiere verdad y justicia y la aparición con vida de Salvador Altamura, pero la única verdad es que muchos mintieron. Recuerdo una frase de dos personas «YO SABÍA QUE IBA A TERMINAR ASÍ, PERO NO QUE LE HICIERAN ESTO» y otra aún más grave «EL TITI LA VIVIÓ, NO SE PUEDE QUEJAR DE NADA» y algo de este coro de pelotudos, que son gente directa del desaparecido, la única verdad es que nada se sabe del pobre Salvador Altamura, verdad verdadera, justicia justa, es lo que se pide, veo muchisimas públicaciones el día de hoy, copio y pego o videos que dicen «su hija quiere ver a su padre» cuando ni relación tienen con la nieta, no somos objetivos, no vemos la verdad, no creemos en otras posibilidades, pero cuando uno presencia que se pelean un 08 o cuando un socio no tuvo un año de relación con el desaparecido y pide desesperadamente cobrar el seguro de la moto y entrar al departamento, da mucho para pensar. La única realidad que nos conformamos con la media verdad, que clase de hijo de puta teniendo un hijo desaparecido, se va de vacaciones a Miami o hace una fiesta en Puerto Madero su aniversario y reparte champagne como souvenir, personalmente yo vivía hasta el último día buscando a mi hijo hasta debajo de las piedras, no tendría tiempo para ser feliz y el que es padre verdadero entiende a lo que me refiero, lo único que tenemos nosotros QUELACUENTENCOMOQUIERAN, es que hablamos con lo que sentimos. Pronta aparición de Salvador Altamura y justicia.