LA POLÍTICA DE QUILMES PEOR QUE UNA VIBORA DE CINCO CABEZAS.

Spread the love

Entre lo maldito que recibimos como herencia, la gran mentira.
Hoy Quilmes paso a ser un Chascomús cualquiera, sin faltarle el respeto a la gente de Chascomús, en donde si no trabajas en el Municipio directamente no trabajas y si trabajas tu cuenta mantenes vagos que laburan en el Municipio, que están puestos ambos lados, tanto el Frente como Juntos, que tampoco van a laburar, que les ponen una comisión y se quedan en las casas calentitos o salen a puntear políticamente.

Nos quejamos del país que tenemos pero creo que realmente tenemos el gobierno que nos corresponde, porque somos tibios y cagones. Podría citar mil ejemplos, pero prefiero callarlos. Los malditos cuatro años de herencia que siempre hablan los políticos son los cuatro años que se dedican a afanar, promesas incumplidas, lugares sin terminar y sus peleas de cabaret entre ellos; que yo me quede con caños, que vos robaste con las cooperativas, etcetera, mientras que en el medio la gente común de a pie cagada de hambre, robada, asesinada, usurpada, violada e insegura. La única realidad que tiene Quilmes actualmente es que no le creen ni a Juntos ni al Frente, el Frente porque predomina con el palo en la mano y Juntos porque te cuenta el cuento de Caperucita, «vamos a volver para ser mejores», ahora, ¿Por qué no fueron mejores antes? Acá hay una sola realidad que sólo les importan ellos mismos y queda claro con ver en el Facebook de varios políticos de ambos lados que si juntan quince en una reunión son muchos y es un milagro. El dime y dire es lo más presente que hay junto a la falta de cordura y la tomada de pelotudo al Quilmeño parte de los políticos.


Un respeto y tengo familia que apoya la comunidad LGBT, obviamente que tenes de todas las edades y es una elección de vida, el 99% son todos mayores, pero sin embargo, estos mismos políticos a la hora de decir «puto de mierda» lo dicen, ¿Por qué cuento esto? porque se pidió ayuda para niños con discapacidad u condición o como lo quieras llamar para un simple techo, donde se entregan los certificado de discapacidad en Bernal centro y ningún político movió el orto, y ellos no tienen ni voz ni voto, pero si tienen derecho a esperar bajo la lluvia, bajo el frío, bajo el viento, etc.

Otra de las grandes preocupaciones que a ellos no les calienta tanto al frente como a la oposición cómplice, es el tema de los módulos alimenticios, que se entregan una vez cada dos meses y que mucha gente depende de ese módulo todos los meses, les cuento que esos módulos que faltan van a parar a las manos de los punteros políticos, la oposición lo sabe pero no hace nada al respecto, entonces, la pregunta es; ¿hay oposición o complicidad? ¿Cuidan simplemente su banca? La realidad es que son unos reverendos hijos de puta que no les importa nada y que están al borde de no poder caminar más la calle. Todo es un robo desde el municipio pero no es de ahora, es de siempre.

Hoy hoy la gente está descreída, tirada y abandonada. Lo único que existe es el clientelismo político, vivir del pobre y de la miseria, mientras que ellos se afanan todo y acomodan a sus amigos. Acá no es grave el puterio político que yo me robé caños, que vos te robaste Villa Azul, qué pasa en desarrollo social cuando estaba Sotolano y quienes están ahora, lo único que importa es quedar bien con el cadete y con la gente de la lista porque existe una lista, eso mismo ves muy pocos medios que dicen la verdad, porque están en esa lista. Nos mienten como chicos.

Nota:

No veo yendo a estas reuniones políticas o charlas, como las quieran llamar, que yo las llamaría simples charlas o chamuyos, al tipo que va a laburar de 6 a 6, al comerciante, experiencia propia al padre o madre de personas con discapacidad, que tienen una vida y la tratan de luchar día a día y lo digo los dos lados políticos, el Frente y Juntos. Es sólo cuestión de mirar la fotos y en todas las charlas ves las mismas caras, mucha gente piensa lo mismo y no tienen como expresarlo, pero si estoy seguro de algo es que a la hora de cagarse de hambre no son ellos, sos vos.

Esta semana te vamos a mostrar en audio y en papeles como en la época Molina se afanaban las horas y más. Él lo sabía. Así que todo es más de lo mismo, mientras nos comportemos como un rebaño de ovejas así nos seguirán tratando.