ARGENTINA AVANZA, HASTA ACÁ LLEGO LA GESTIÓN DE ALBERTO FERNANDEZ Y SU BATALLA CONTRA LA INFLACIÓN.

Spread the love

Mientras la vicepresidenta Cristina Kirchner corría su acto en Ensenada para el sábado 2 de julio luego de haberse enterado que el mandatario iba a la CGT el viernes 1 de julio, desde la central de los trabajadores, que cada vez representa a menos la informalidad, inflación y pobreza, lanzaban un título explosivo en el portal InfoGremiales: Pocas horas más tarde, los cegetistas le iban a cancelar el acto a Alberto Fernández, presidente del PJ Nacional que iba a conmemorar la muerte de Juan Domingo Perón en la sede de Azopardo 802. Pero las bases no están conformes solo con eso: quieren que se convoque a un paro general y una movilización para hacer reaccionar al presidente. Expulsar del gobierno al ministro de Economía, Martín Guzmán, y color a un súperministro -siempre se habló de Sergio Massa- es el gran objetivo estas horas. De todas maneras, ya se sabe que los sindicalistas terminan arreglando más partidas presupuestarias las obras sociales. Entonces, no está claro si es un llamado a un plan económico real o una presión a Fernández para que largue el dinero.

Ahora, lo que antes parecía imposible comenzó a ponerse en la mesa de debate: la Casa Rosada filtró a través de Clarín, medio con el que mantiene estrecho diálogo desde el inicio de la gestión, que Guzmán tiene fecha límite. Sería el 14 de septiembre, cuando el INDEC dé a conocer la inflación de agosto.

Esa reunión, se habría concretado el jueves pasado (23/06) en el Senado, según el periodista Carlos Pagni, reanudándose así un vínculo que la propia dirigente peronista había interrumpido antes de finalizar su mandato, en 2015, con el sector más tradicional de la central obrera y el más menospreciado su entorno.
En tanto, según publicó ‘Ambito Financiero’, a pesar del hermetismo mutuo tras la conversación, para el sindicalismo peronista quedó claro que el encuentro entre el líder del gremio de Sanidad e integrante del triunvirato de la CGT y la vicepresidente se trató de un sondeo en la búsqueda de acumulación política para 2023.

Alberto Fernández pide waiver
Más allá del marketing que hizo el canciller Santiago Cafiero -Malvinas y una supuesta fuerte discusión con el primer ministro británico, Boris Johnson-, la realidad es que el equipo económico de Fernández ya sabe que no va a poder cumplir con las metas de la segunda revisión del FMI.

Según pudo saber Urgente24, el gobierno se está anticipando y aprovechó la invitación para deslizar la posibilidad de un waiver de la Argentina, tantear el terreno y verificar si hay chances de que los representantes de los principales países del mundo en el organismo internacional acompañen con su votación.

A eso, sumarle que la Argentina como Estado le pide ayuda a los países enfrentados a Rusia mientras busca ingresar al BRICS, bloque que le va a pedir mayor claridad geopolítica sobre dónde está parada.

Vienen cambios importantes y la pregunta clave que todos se hacen es si Fernández es la persona indicada para encararlos. Su credibilidad está el piso.