MI CANCER LO PROVOCO MARTINIANO MOLINA. LEE ESTA HISTORIA TRISTE DE GABRIELA MORGEN.

Spread the love

El estudio afirma que existe una relación entre el pronóstico de la enfermedad y el factor emocional. Las personas que afrontan el cáncer con una actitud positiva y con buen ánimo tienen mayores posibilidades de superarlo. Este no es el caso.
Todos queremos ser aceptados y queridos, ya sea nuestra familia, pareja o grupo de amigos, dado que las relaciones sociales son algo que está dentro de la naturaleza humana y siempre queremos que sean lo más saludables posibles. Acá demuestra lo lejos que están los políticos.

Sin embargo, a veces ocurre que sentimos que un ser querido no nos dedica la suficiente atención o que se muestra distante y frío…

LA HISTORIA DE GABRIELA MORGEN
Relato personal.

Mi cáncer lo provoco Molina cuando rajo a todos los radicales porque se peleo con Fernando Pérez, el buchón de Diego Buffone nos señalaba y me quede 2 años sin comer, literalmente comia masa de harina con mate.


A Martiniano lo llamo 2 veces el hijo y el nieto de Arturo Illia pidiendo mi y nada, yo le rogué y nada, hoy me estoy muriendo y esta historia la estoy escribiendo,
Me iban a dar la dirección administrativa del Hospital Don Bosco trajo ahí hace 16 años, en la municipalidad hace 36 pero Molina puso de secretaria de salud a la kirchnerista Barbi que dijo «en salud no quiero radicales», pasaron meses y me dieron una asesoría consuelo, mi sueldo normal era 10 mil, con la asesoría pase a cobrar 20 mil, cobre un año en este dinero y vivía tranquila.
Sin embargo esto no duro mucho tiempo, me sacaron la asesoría y cobrando 10mil no llegaba a pagar absolutamente nada. Les rogué horas extras, suplique, estaba castigada Pérez, no podía pagar la luz, el gas, deje mi casa y me fui a vivir de mis viejos jubilados.
Mori ahí, creo cuando termine mi deuda 2020 me entero que tengo cáncer incurable. ¿Tendrá algo que ver?

Le rogué a Martiniano, le suplique a Buffone que se me rio en la cara, a Sotolano que me ofreció una bolsa de fideos, a Gerones le rogué horas extras para cobrar un poco mejor, al de salud Maiztegui, me boludeaban todos los concejales, todos…
Llamo al hijo del vicegobernador de la Provincia, Salvador el hijo de Illia a Molina y nada, me mato de hambre. Leandro Illia soy como parte de su filia me quieren mucho.
Tenia 50 años, era feliz, éramos gobierno, fui feliz toda mi vida desde los 18 años municipal, logré entrar con examen y concurso, lo merecía, sin embargo hoy tengo la misma categoría que a los 18 años.