CANSADO DE LA POLITICA MENTIROSA Y FICTICIA.

Spread the love

Como podemos ver en redes sociales, como podemos escuchar en radios que arreglan dos monedas, te están mintiendo… El típico discurso del político «te acompaño, voy a hacer, estamos con vos» pero hay un problema, vos seguís sin trabajo, la política no aparece y a la noche tenes el plato vacío. El mismo político que te fue a visitar, o propone un montón de mentiras en una reunión, sigue sin cumplirlas.
Hay una sola realidad, la raza política es una; sea de un lado o del otro. Tenemos que empezarnos a dar cuenta que nos manejan como ovejas y a su vez muchos, no todos, medios locales informan lo que el billete mueve lo cual es un gran problema, las complicidades para cagarte. Hoy hoy la política quilmeña está desvalorizada, si tendría que vender un político, lo compraría lo que vale y lo vendería lo que se cree que vale él y haría un negoción. Nos llenan de promesas y lo triste es que nosotros, ahí no se las creemos porque ya nos dimos vencidos, pero tenes que tener en claro algo; el maldito y puto poder que ellos tienen se los das vos, lo único lineal en la vida es la muerte, todo lo demás es zarasa, nos viven tomando de pelotudos. Tenemos escuelas sin gas, sin pintura, escuelas técnicas sin técnicos, vicedirectoras puestas a dedo que si no nos ponemos firmes nos van a dejar a los chicos sin futuro.
Vos pensa que en estos dos años de pandemia los únicos que cobraron a tiempo y en forma fueron los políticos, mientras que vos vendías el auto o vendías la moto para poder alimentar a tus hijos, llega a un nivel de caradurez el político que hacían las sesiones zoom y cobraban los viáticos, ¿Qué quiero decir con esto? Que cobraban viajar. Se pelean en Quilmes para ver quien la tiene más larga y la única realidad es que somos nosotros los que estamos en el medio perdiendo y perdiendo y perdiendo.
La mugre continua en el Municipio, que no es mugre, en realidad son complicidades que tapan sus mierdas unos a los otros y así continuamente ¿A qué me refiero finalmente? no seamos corderos porque ellos lobos no son.