Destrozó dos camionetas y una ventana porque su expareja no la dejó entrar a su casa . no mas hijos rehenes Quilmes repudia esta acción

Spread the love

El ataque quedó registrado en la cámara de seguridad de la vivienda y ocurrió frente al hijo que tienen en común. También amenazó de muerte a un amigo.

Destrozó dos camionetas y una ventana porque su expareja no la dejó entrar a su casa -

Este lunes, alrededor de las 13.30, una mujer llegó a la casa de su expareja y al no ser atendida destruyó vehículos y el frente de la vivienda. El hecho ocurrió en calle Tulum, en el barrio Foeva, Rivadavia y ante la atenta mirada del pequeño que tienen en común.

Según Gabriel Maldonado, compañero de trabajo de la víctima, en la casa además de vivir el papá del nene también lo utiliza como oficina y es allí donde tres hombres desempeñan sus tareas laborales. En diálogo con este medio, comentaron que la noche del domingo, la agresora se reunió con su ex para pedirle dinero, que luego «le fue transferido».

«Discutieron y lo amenazó con una tijera», remarcó Maldonado pero fortuna, no pasó a mayores y la mujer se retiró del lugar. Al día siguiente, tal como reflejan las imágenes, regresó.

El papá del menor no quiso atenderla ya que tenía miedo de que esta vez sí lo agrediera físicamente y al ver que se negaba a dejarla entrar, ella tomó una pinza y rayó los vehículos que estaban estacionados en la parte de adelante de la vivienda.

También tomó un palo y rompió una ventana. Todo pasó frente a los ojos del menor que estaba acompañando a su mamá. Desde adentro, el padre del niño llamó a sus compañeros y a la policía para que intervinieran mientras que en las imágenes se veía claramente cómo algunos vecinos pasaban, se detenían a mirar y ante la acción de la señora se retiraban de inmediato.

A los minutos, según los testimonios de los protagonistas, llegó Gabriel quien intentó frenarla pero ella se enojó y lo amenazó de muerte. Razón la que se fue de allí y radicó la denuncia en la Comisaría 28va. «Siempre le pedíamos que se tranquilizara y que pensara en el nene», resaltó.

Luego de haber dejado rayones y abolladuras en las camionetas, se fue. Cabe destacar que la Renault Kangoo, no es propiedad del dueño de casa sino de otro socio, quien también decidió denunciarla.