LA GRAN TRAICIÓN A LOS VOTANTES Y A SU MILITANCIA.

Spread the love
La imagen de LA VERGÜENZA, que los quilmeños no olvidarán pronto.

Conocida ya modificación de la ley 14.836 , los ánimos están caldeados entre los votantes de JUNTOS, agrupaciones locales, sin contar el PRO Quilmeño y la UCR.
Para eso si que son rápidos, en menos de 5 horas aprobaron la modificación de la Ley cuando debería haberse modificado la «REGLAMENTACIÓN» DE LA MISMA.
Siempre buscando el atajo, dejando ventanas jurídicas, que más que ventanas son abismos, grandes agujeros negros que se tragan a la República.
El repudio generalizado que recibimos a nuestra redacción luego de publicada la noticia , tanto de vecinos comunes , como militantes de la coalición denominada «JUNTOS» es abrumador, cientos de mensajes de enojo, fastidio y en algunos casos resignación, esa resignación que te causa el saber que fuiste engañado, manipulado, y que a la hora de levantar la manito en favor de sus propios intereses no distinguen ideologías ni bloque ni nada, se pueden juntar tanto un «Gorila» como el más ferviente Peronista para tratar que VOS, si, VOS!!! que tenés proyectos serios para ver transformada la ciudad, para hacer más eficiente la recolección y reciclaje en los «ecopuntos» o «puntos verdes» generando a través de iniciativas privadas trabajo genuino y terminar así con «LA PATRIA CARTONERA» empezando tu distrito.
También a vos qué soñas con volver a salir con los chicos en bicicleta sabiendo que la provincia de Buenos Aires y la ciudad de Quilmes te cuidan, vos que querés una Ciudad libre de narcotráfico repleta de narcomenudeo en todos los barrios donde siempre hay puntas políticas y esas puntas y arreglos lo terminamos pagando generaciones.
Esta modificación te dice, no!! Siempre vamos a ser los mismos, nosotros, los que tengamos el poder, buscando todos los mecanismos que tengamos a mano para poder perpetuarnos, nosotros, nuestros hijos, nuestros socios y testaferros, la política no va a cambiar, porque la política SOMOS NOSOTROS.

Comunicado oficial de legisladores del PRO, abriendo otra interna que la gente NO NECESITA.


Siguiendo esa lógica y el malestar social que generó la incongruencia discursiva con los hechos, se habla de escraches en la casa de Martiniano Molina, su padre, y algunos representantes de ese espacio.
Es obvio que la imagen de Martiniano cayó luego de su supuesta «irresponsabilidad» al no vacunarse en plena pandemia, bueno, parece que después de esto no hay posibilidad de remontarla, ojo con los rumores de manifestaciones de repudio que , reiteramos, no son pocas.
Por una vez pónganse en lugar de la gente.