APOCALIPSIS «NOW» LA VERDAD DEL PASE SANITARIO

Spread the love
utilizar la salud como herramienta de control social

Francia fue uno de los primeros países en el mundo, en obligar a las personas a presentar su certificado de vacunación contra la COVID-19 como condición para entrar a un café, comer en un restaurante, comprar ropa en un shopping, entrenar en el gimnasio, ver una película en el cine o una obra en el teatro, y viajar en colectivo o en tren.

Con más o menos amplitud, muchos gobiernos fueron activando el mismo requisito para sus ciudadanos: estar vacunados para hacer “vida normal”. El viernes 26 de noviembre, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció que el pase sanitario será obligatorio para mayores de 13 años para poder participar de eventos masivos. La medida fue oficializada el 13 de diciembre a partir de la publicación de la Decisión Administrativa 1198/2021, que puso en vigencia el pase sanitario a partir del 1 de enero.

Brevemente te contamos qué es el pase sanitario, cómo funciona en los países que ya lo implementaron hace unos meses.

Qué es el pase sanitario
Es la manera de demostrar que cumpliste con el plan de vacunación, eso te permitiría hacer una vida «normal» exceptuando el cuidado personal como el barbijo y la hijiene en las manos con alcohol, el lavado de las mismas, etc. a diferencia de las personas no vacunadas que se limitara su actividad a cuestiones escenciales (párrafo aparte los trabajos).
Emmanuel Macron Presidente de Francia dijo respecto al certificado y su importancia en “imponer las restricciones a las personas que aún no se vacunaron, en lugar de imponérselas a toda la ciudadanía”.

Un apartheid moderno:
Austria endureció las restricciones en las últimas semanas, con énfasis en los no vacunados. En la oficina ya era obligatorio presentar certificado de vacunación, de recuperación de COVID-19 o un test negativo, y a los eventos culturales, los bares y los restaurantes sólo podían asistir vacunados y recuperados.
El 1 de julio último, entró en vigor en la Unión Europea el “certificado COVID digital”, con un código QR para mostrar ante las autoridades que lo requieran y, de esta manera, comprobar si una persona “ha sido vacunada, se ha realizado una prueba cuyo resultado ha sido negativo o se ha recuperado de la COVID-19”.
Los europeos que tengan dicho certificado pueden viajar sin problemas el continente. En cambio, los no vacunados deben respetar las restricciones que imponga cada país, como la realización de un PCR o una cuarentena.
Otros países que lo implementan:
Portugal, el pase sanitario se exige en restaurantes y hoteles; en Irlanda, se pide para ingresar a los típicos pubs; y en Italia, para ir al gimnasio y comer dentro de los restaurantes, entre otras actividades en ámbitos públicos.

América latina ante el «PASE SANITARIO»:
Varios países ya están implementando estos pases. En Perú, se exigirá a partir del 10 de diciembre la vacunación completa en espacios cerrados (como shoppings) a los mayores de 18 años, que deberán presentar su carné físico o virtual que acredite haber completado su vacunación contra el COVID-19. También, para viajar.

En Paraguay, un poco más «blandos» estarán permitidos los eventos masivos en exteriores sin límite de aforo con la condición de que un 80% de las personas presente certificado de vacunación y un 20% presente, una prueba de PCR negativa con hasta 24 horas de antelación.

Qué pasa en Argentina:
El 13 de diciembre último, el Ministerio de Salud de la Nación, oficializó la implementación a partir del 1° de enero del pase sanitario, un certificado de vacunación que será requerido para el acceso a determinados eventos. Se dispuso que sea exigido a mayores de 13 años en viajes grupales, actividades en discotecas y locales bailables en espacios cerrados y eventos de más de mil personas.

Hecho un muy pequeño recuento de lo que es y que implica el pasaporte sanitario, ahora te contamos qué en Europa el «pase sanitario» no generó la confianza suficiente para movilizarse entre los países de la Unión.
Tal es así que cada país tiene su propia reglamentación para la implementación de estas normas, de hecho, si bien hubo una pequeña recuperación en el turismo (venían de cero) no fue la esperada para nada colmada la espectativa en el último verano, hablamos sólo de turismo entre países de la Unión.
Otro tema que es fundamental para entender la resistencia a este tipo de medidas restrictivas y cuasi fascistas es que con las mismas, no pudieron frenar el avance de la variante Delta y la Omicron dentro de sus fronteras. Es decir, mayor control sobre la población con resultados no muy alentadores. Además, las vacunas no son obligatorias no haber pasado los estándares de la OMS sino que es una aprobación de emergencia para apalear la tan temida pandemia.
Entonces, si la vacunación no es obligatoria, no entra en ningún esquema ni cronograma recomendado la OMS ni siquiera en lo local las autoridades del Ministerio de salud Argentino, ¿Por qué el pase sanitario si sería obligatorio para actividades tan simples como comprar en un shopping?
No será un mecanismo de control socioeconómico? recordemos que Argentina se encuentra entre los países que firmó con la OMS el ESTUDIO SOLIDARIDAD ende este tipo de medidas serán moneda corriente. Medidas APOCALIPTICAS de control de la población, con el código QR más inteligencia en redes sociales pueden determinar tus gustos, tu perfil , tus creencias (ya hay resistencia párrocos y jefes de diversas comunidades religiosas) y con todo eso tienen un censo sin tu consentimiento, obligación, la única obligación es la Constitución Nacional y si hablamos de obligaciones es obligación del Estado Argentino según la citada Constitución asegurar el derecho a acceder a salid pública, las libertades individuales , y la libre circulación el territorio Argentino.