LA IMPUNIDAD, LA INMORALIDAD, Y LA CORRUPCIÓN EN UNA SOLA CONVERSACION.

Spread the love
Captura de la conversación filtrada realpolitik.com.ar

La conversación se remonta al mes de julio de este año, cuando el intendente Ariel Sujarchuk, actualmente de licencia para asumir en el Ente Nacional de Control y Gestión de Vías Navegables, aún se encontraba en su cargo.

las últimas horas, una filtración de conversaciones de WhatsApp dejó al descubierto una gravísima polémica que involucra a la primera plana de funcionarios del municipio de Escobar, actualmente bajo la intendencia de Ariel Sujarchuk, quien pidió licencia en los primeros días de diciembre para asumir un cargo nacional y aspirar a una nueva reelección en su pago chico en las próximas elecciones. Las conversaciones en cuestión se remontan al 30 de julio de 2021, cuando Sujarchuk todavía era era jefe comunal en funciones de Escobar y Alberto «Beto» Ramil no se había hecho cargo del interinato.

“¿Che, ya vino el camión? Que dejen todo en Desarrollo y lo demás lo lleven a la quinta”, ordena desde su WhatsApp privado Javier Rehl, secretario de Gobierno municipal y hombre de extrema confianza de Sujarchuk, quien además viene de ser quinto candidato a senador del Frente de Todos la primera sección electoral y quedó en la puerta de ingreso a la cámara alta bonaerense.

“Sí, trajo todo. Hasta trajo de más… ¿la de Loma Verde?”, pregunta alguien del otro lado, refiriéndose a la coqueta quinta privada que adquirió «informalmente» el jefe comunal, donde los funcionarios se reunen a charlar de política, comer asados con amigos y que, lo visto, también usarían como depósito ilegal de mercadería adquirida con fondos públicos.

Inmediatamente, la conversación fluctúa hacia actividades mucho más preocupantes aún que la corrupción municipal. “Traete dos pibas, las que ingresaron nuevas. Que vengan bien bañaditas, y traete un botiquín porque la de ayer, a este, se le fue la mano. Curala en la UDP de Garín”, insiste Javier Rehl, haciendo clara alusión a la Unidad de Diagnóstico Precoz y dejando entrever que utilizarían jóvenes recién ingresadas al sistema para someterlas de algún modo.

“Sí, hay un problema con Hugo», le responden, en presunta alusión a Hugo Cantero, secretario legislativo del Concejo Deliberante local. Y sigue: «Quiere aumentar la tarifa con Cristian. Dice que los riesgos son demasiados, que a él le apuntan todos los ojos. Que lo deberíamos apagar un tiempo”.

“Mirá, de Hugo me encargo. Ya estoy en eso. Acá no se termina ni se apaga nada, ya que todos reciben lo suyo, para que todo fluya sin problemas”, advierte amenazante el secretario de Gobierno de Escobar. “¿Arreglaste el tema de la lista? Y traéla a la hija de Mónica. La última. Ya sabés quién”, completa.

Como se recordará, entre julio y agosto de este año la dirigencia nacional, y particularmente de Escobar, negociaba el cierre de listas a contrarreloj. En la ciudad es un secreto a voces que, aquel entonces, Sujarchuk metió mano en la interna de Juntos para que Roberto Costa tuviera competencia. De este modo habría aparecido Diego Castagnaro en la escena como referente local de Facundo Manes.

“Sí, lo de la lista está arreglado. Pedían más, pero les dije que no había problemas. Una vez que se desarrolle todo se da la otra parte que piden”, responden del otro lado, en lo que aparenta ser una presunta negociación dinero.

Luego, vuelven al tema de la mercadería recibida el área de Desarrollo Social: “Claudio se llevó una caja al Cementerio y están calientes los pibes. Porque hay más para unos que para otros. Encima no están bien las cosas en el Cementerio. Vos lo sabés”, desliza, en presunta referencia a Claudio Pérez, funcionario del área social.

Aún preocupado el traslado de las empleadas municipales, el interlocutor advierte: “La hija de Mónica no quiere ir más. No la pasó bien la última vez. Se tomó tres clona(zepán) la piba. La tuvimos que llevar a Pilar así no la reconocían”.

Cerrando la conversación, la mano derecha de Sujarchuk advierte: “Mirá, esto es así. Me importa un carajo Mónica y lo que digan las pibas. Es fácil la cosa. Las echamos, no laburan más, no tienen más nada y les cerramos las puertas de todas partes. Hasta les mando que entiendan qué les pasa si dejan de laburar un recuerdito para que cambien de opinión» (sic).

Finalmente, el secretario de Gobierno, Javier Rehl, cincluye: «Después hablo con ‘Beto’ -en referencia al intendente interino Alberto Ramil- sobre lo que está haciendo Claudio», involucrando a toda la primera plana de la gestión municipal en el escándalo.

Vale destacar que esta no sería la única filtración existente. Allegados al ejecutivo comunal dejaron trascender a que esta conversación, que podría llevarse puesta a la gestión de Sujarchuk, sería tan solo la punta del iceberg. Fuente: (www.REALPOLITIK.com.ar)