Spread the love

Cómo es sabido Martina Belén Olmedo, de 19 años, ingresó guardia al Sanatorio Urquiza el sábado 18 de septiembre con dolor abdominal porque tenía cálculos en la vesícula. Allí la internaron, la revisaron y le mandaron a hacer algunos estudios, como análisis de sangre y ecografías.

«Lo que pasó fue que nadie la atendió. A las 7 de la mañana le indicaron un antibiótico y se lo dieron recién a las 7 de la tarde» luego de estás declaraciones públicas la madre señaló que el cirujano que la vio el sábado a la mañana no la quiso operar, que no había un médico clínico de guardia, recién a las 17:00 hs. La subieron a la sala donde nadie la reviso hasta que una enfermera le tomo la temperatura y señala la madre de Martina que ella misma le dio el paracetamol para bajar la fiebre ya que según sus dichos «ni eso había en el Sanatorio Urquiza»
Lo que se denuncia es Un deficiente accionar médico, sin controles acorde a la práctica. Sin evaluación clínica ni de laboratorio»
«Martina entra en shock séptico al menos 9hs antes del paro cardíaco, sin alarma medica alguna. Sin controles durante ese tiempo vital, ni de enfermería ni médicos. El momento del paro, aunque se interpreta que ya estaba sin posibilidades de recuperación (tenía 9hs de shock), no se realizan las maniobras según los protocolos ampliamente difundidos y de práctica habitual».
El Sanatorio Urquiza es tristemente célebre muchos casos como estos, ahora la familia convoca a una manifestación junto a todas las víctimas de mala praxis en el centro de salud y se convoca a la ciudadanía para recordar a las víctimas el sábado 27/11/2021 a las 16:00 hs. En calle gral Urquiza 1537 (entre Perón y 12 de Octubre) frente al sanatorio , desde este medio acompañamos el dolor de la familia de Martina y todas las víctimas de la negligencia con la que comunmente se manejan en el Urquiza. Justicia cada una de sus víctimas.