Spread the love

Sor Maria Sotolano se presenta con cara de buena, buenos modales con actitud pacífica (hacia el afuera) esta misma «santa» en su momento no acepto ser número dos en la lista de concejales querer el uno si o si y al no tenerlo no dudó en buscar apoyos políticos cuestionables como el caso de Pablo Cosentino el socio político de Walter di Giuseppe y así poder tener fuerza territorial la cual había perdido tras su pésima gestión en asistencia social durante la intendencia de Martino Molina.
Sotolano nació políticamente en el PRO de Quilmes, desde su juventud milito junto a personas que asiduamente cambiaron de bando como Luis Bratti, quien estuvo con Luis Patti, Ricardo López Murphy entre otros políticos de diversos colores. Se nota en Sotolano la influencia de esa etapa donde mamó la política del arreglo con quién sea , en pos de «ESCALAR» y así obtener un puesto en el Estado.
¿Por qué recalcar este pasado y quién fue compañero en esa época recién iniciando los 2000?
Simple, porque los métodos de la dirigente son los mismos que cuestiona la sociedad con territorio prestados el aparato manipulador de la agrupación identidad Quilmeña de Pablo Cosentino quien aportó el «territorio» en la campaña 2021 inclusive engañando a sus propios militantes (PRO QUILMES) negando al principio la vinculación con este personaje hasta que la verdad no pudo ocultarse más y ya salían en caminatas y fotos juntos.
Maria Sotolano es una clara muestra que para «escalar» en la política hay que tener promesas incumplidas con la ciudadanía, entregar viviendas que hoy se desploman. Dejar casas la mitad siendo hoy literalmente comida las ratas dada su mala calidad , estar pagando con mercadería a militantes del Frente de Todos,para no perder de vista quizá una futura alianza (en la política nunca se sabe) encapricharse en querer ser la número 1 , puentear y usar los contactos con quién tenía peso en la lapicera Nacional del armado (Jorge Macri) y un largo etc. Que nos guardamos para nosotros porque es bochornoso, inmoral, y ella sabe de lo que hablamos.
Es tiempo de que la ciudadanía quilmeña esté atenta en su totalidad a la hora de los nombramientos, contratos etc. ¿A quien pondrá la concejal saliente hoy electa Diputada Nacional? ¿Pagará políticamente a su militancia genuina? quienes estuvieron desde el principio con ella ¿O será a Jorge Macri ? quien la designó y puso en un lugar preponderante para entrar al congreso quien defina esos nombramientos, asesores, contratos etc. quizá solo quizá le devuelva el favor a Cosentino la ayuda territorial.
Empezamos a pedir explicaciones porque estamos cansados de la mentira, de los que hacen campaña diciendo una cosa y en el camino arreglan todo a puertas cerradas, escondidos de sus electores y sobre todo de la gente que los apoya para estar donde estan hoy.