Crimen de Lucas: así operan las temibles brigadas

Spread the love

Desde el Observatorio de Política Criminal de la Ciudad de Buenos Aires relataron cómo funcionan estas bandas de policías. Desde el Ministerio de Seguridad porteño reconocieron que pertenecían a ese grupo los acusados el crimen de Lucas González.

Crimen de Lucas: así operan las temibles brigadas de Larreta publicado en Info

José Nievas, Fabian López y Gabriel Isassi, los policías de la Ciudad acusados de asesinar al joven de 17 años Lucas González, eran parte de las Brigadas de Investigaciones de la Comisaría Comunal. Desde el Observatorio de Política Criminal de la Ciudad de Buenos Aires relataron cómo operan estas bandas de policías y alertaron que funcionan como «los grupos de tareas de la dictadura».

Ariel Larroude, Director del Observatorio de Política Criminal de CABA, contó que: «Estas Brigadas se dedican exclusivamente a delitos complejos, a investigar, eso están de civil y en autos particulares».

Este exfuncionario del Ministerio de Seguridad Nacional cuestiona: «Ahí está el problema del gobierno porteño: ¿qué hace un policía de investigación en un trabajo de operativo vehicular en la calle? Esos son procedimientos de prevención del delito, trabajos que hacen los policías de calle y no un agente de investigaciones. Para hacer prevención no necesitás una brigada, necesitás policías».

¿Cómo es el protocolo de actuación? Fuentes del entorno del ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, explicaron a este portal: «Cuando un policía que está de civil, y va actuar, tiene que colocarse el chaleco que lo identifica, placa en mano y los autos que no están identificados tienen que poner la sirena en el techo y darse a conocer a viva voz». En el crimen de Lucas no sucedió ninguna de estas posibilidades. «El ministro ha dicho que hicieron todo mal»

Niven, un chico que viajaba en el auto con Lucas González en el momento del crimen, dio ayer su versión del hecho sobre este tema: «Se nos cruzó un auto y bajaron como si fuesen chorros. No parecían policías y no dieron la voz de alto. Mi amigo dobló y escuchamos como cinco disparos».

El titular de la ONG especializada en seguridad porteña denuncia: «Acá lo que emerge es que estaba pidiendo coima, controlando el territorio, lo que en la jerga se conoce como ‘poronguear’ para levantar guita. Acá había policías de civil deteniendo gente con el único fin de conseguir guita y hacer cosas que no debían. Algo propenso en estos lugares donde hay mayor delito que en otras comunas. La zona sur de la Ciudad tiene los niveles de delito más altos del distrito: Retiro, Barracas, La Boca, Pompeya».

Para concluir, Larroude afirma: «No hay ninguna ley que le permita a la policía detener personas con el fin de identificarlas sin causa aparente. La policía tiene la obligación de reducir la violencia, no de generar más. Acá hubo más de una decena de tiros. A un pibe le pegaron dos tiros en la cabeza. Esto es algo que hace recordar a los grupos de tares de la dictadura«.