MARTINIANO MOLINA NUNCA TUVO EL PODER COMO LIDER «OPOSITOR». El poder siempre lo tuvo LA CÁMPORA.

Spread the love


Podríamos fundamentar esta afirmación con muchas razones, pero vamos a enumerar algunas que creemos las más significativas en el contexto que va desde marzo 2020 hasta hoy.
Primero, no hubo una sola denuncia ni presentación en la justicia acerca de los vacunados «vip» en la ciudad.
Segundo, el bloque opositor (JxC) en el concejo deliberante aceptó sin chistar el rechazo del FDT a tratar sobre tablas el proyecto de una ayuda económica a comerciantes como una especie de compensación las pérdidas durante la cuarentena estricta.
Y para rematarla, cegándose en el reclamo de los trabajadores del Hospital Iriarte pero sobre todo en LOS QUILMEÑOS, QUE SE ATIENDEN EN DICHO ESTABLECIMIENTO, EL EX INTENDENTE JUSTIFICÓ LA INACCIÓN Y PASIVIDAD DE LA ACTUAL INTENDENTE MAYOR SOLEDAD MENDOZA diciendo palabras más palabras menos que no es culpa de ella sino que el hospital hace años viene desgastado, y que la responsabilidad es de la Provincia de Buenos Aires, sabiendo muy bien que Mayra puede intervenir perfectamente frente a Axel quien es de su mismo color político, con lo cual no debería tener mayores inconvenientes.
Por esas razones (y muchas más) decimos que entre Molina y Mendoza, quien lleva los pantalones es LA CÁMPORA.