Día del Niño: las infancias atraviesan un presente dramático en ARGENTINA les dejo un video de regalo de un hijo al padre vico c escuchalo

Spread the love
Alrededor del 60 % de los niños argentinos comenzaron la segunda ola de la covid-19 hundidos en la pobreza (Imagen EFE/ Juan Ignacio Roncoroni).
Alrededor del 60 % de los niños argentinos comenzaron la segunda ola de la covid-19 hundidos en la pobreza (Imagen EFE/ Juan Ignacio Roncoroni).

¿Dónde quedan las infancias en la pandemia? Según los últimos datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en nuestro país 6 de cada 10 niños vive en la pobreza y 2 de cada 10 viven en hogares que no alcanzan siquiera a cubrir la canasta básica de alimentos. Es decir, pasan hambre. Por eso, este día de las infancias, está lejos de ser una jornada en la que podamos dedicarnos a festejar. Tenemos la responsabilidad de convertirlo también en un día para visibilizar las profundas vulneraciones de derechos que están sufriendo millones de niños y niñas en nuestro país.

Las infancias y adolescencias estuvieron entre los grupos etarios más afectados las medidas tomadas para la contención de la pandemia. Debieron atravesar meses de encierro, sin encuentros con amigos, sin garantías de educación, sin cuidados en salud, con escaso o nulo contacto escolar y social. Les toca un mundo con familias que perdieron ingresos y duelaron familiares, en las que aumentó la violencia, el sufrimiento y la preocupación. Un mundo en duelo diario, con una pandemia que aún no parece tener final. Y aunque muchísimos niños, niñas y adolescentes utilizaron el juego como escudo protector, pidieron ayuda y pudieron atravesar este contexto, para muchos otros esto no fue una posibilidad.

Aunque somos las personas adultas las que debemos garantizar las condiciones para el ejercicio de los derechos, este trabajo debe ser siempre de la mano con sus protagonistas. Por eso, debemos trabajar junto a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en la construcción de soluciones que los pongan en el foco. Las y los escuchamos, para intentar abordar las problemáticas desde una mirada no adultocéntrica y poder responder como merecen.

Una familia camina una calle de la villa 1-11-14 (Foto EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)Por: EFE Servicios

Sabemos que construir infancias libres y felices no depende de actores aislados. Depende de un Estado presente, que articule su trabajo con la sociedad civil, con las organizaciones sociales, con quienes estamos en territorio cada día, con cada niño y niña y con cada familia. Y aunque las voluntades políticas son importantes, las intenciones sí solas no alcanzan.