Políticos que escriben: cuando lanzar un libro se transforma en una pieza clave de la agenda electoral

Spread the love

Desde «Sinceramente» de Cristina Fernández de Kirchner «Primer tiempo» de Mauricio Macri, los libros escritos figuras políticas ganan terreno en el sector editorial y se posicionan hoy como un recurso para reinstalarse en el campo político o garantizarse visibilidad en la agenda electoral, al tiempo que las editoriales toman nota de estas estrategias y las capitalizan como un nicho rentable que cada tanto se convierte en fenómeno de ventas y permite sostener una industria que en los últimos años ha sido una de las más golpeadas las crisis económicas.

Escribir un texto, en este contexto, tiene una carga simbólica asociada con la capacidad de dirigir. El libro proporciona a quien lo escribe un aura intelectual inseparable de la estatura de un presidente o de un político en ascenso. En los últimos tiempos se sumaron a las vidrieras títulos como «Peronismo, pampa y peligro: mi vida en la política argentina», del actual canciller Felipe Solá, o «Guerra sin cuartel», de Patricia Bullrich. Y hace unos días se anunció el del ex intendente Martiniano Molina Un futuro con futuro

Para los políticos, «un libro es siempre un plus que los ubica de una manera distinta en el «barro» de la política», sostiene el ensayista. Y agrega: «aunque sea un producto de consumo masivo, el libro aparece como una reflexión más pausada, pensada, que busca abarcar una totalidad que no se logra en el día a día vertiginoso de las redes sociales y los portales de noticias».

El simulacro y la apropiación que significan publicar un libro y convertir su presentación en un hecho y un acto político no es ni nuevo ni exclusivamente argentino. Beatriz Sarlo, en su trabajo de 1983, «La estrategia ejemplar de ‘Recuerdos de provincia'», identifica las tácticas del texto escrito Domingo Faustino Sarmiento en 1850 donde preparó el terreno para arribar a la presidencia y mostrarse como alguien capaz de gobernar la Argentina. Como él, han sido muchos los políticos expertos en gobernar un país y a la vez ser grandes autores, desde el premio nobel de Literatura Winston Churchill hasta Indira Gandhi. Habrá que ver cuántos de quienes actualmente atraviesan la función pública y luego dan cuenta de ella en un libro logran perpetuarse en esa extensa tradición.