Perú rechazó los dichos de la diputada Cecilia Moreau sobre el contrato firmado con Pfizer: “Es una barbaridad decir que cedimos recursos naturales”

Spread the love

ministro de Salud de Perú, Oscar Ugarte, rechazó hoy los dichos de la diputada nacional del Frente de Todos, Cecilia Moreau, afirmar que el país andino “cedió recursos naturales” al negociar la compra de vacunas del laboratorio estadounidense Pfizer.

Es una barbaridad, eso no existe y no ha existido. Ese tipo de condiciones no están en los contratos. Lo descartamos de plano”, sostuvo categóricamente el funcionario del gobierno interino de Francisco Sagasti, en diálogo con Eduardo Feinmann radio Rivadavia.

La controversia se generó ayer un comentario de la vicepresidenta del bloque de diputados del Frente de Todos, Cecilia Moreau, quien defendió la gestión del gobierno de Alberto Fernández en torno a las fallidas negociaciones con el laboratorio Pfizer para la compra de vacunas contra el coronavirus.

El Estado argentino siempre tuvo la mejor predisposición”, planteó la legisladora kirchnerista sobre esas conversaciones para adquirir dosis de Pfizer, pero sostuvo que desde el laboratorio “no se actuó de la misma forma”.

Todavía no está claro qué no se pudieron firmar los contratos”, manifestó Moreau en diálogo con radio Con Vos. Según precisó, el nudo de las diferencias estaba en lo que implica la palabra “negligencia” introducida en la ley aprobada el año pasado para la compra de las vacunas. En el artículo 4 de ese texto, se establecen “cláusulas de indemnidad patrimonial” que deberán afrontar los laboratorios ante posibles efectos adversos de las dosis contra el coronavirus. De acuerdo al oficialismo, Pfizer quería eliminar ese concepto y la Casa Rosada se negó a hacerlo.

Fue entonces que Cecilia Moreau expresó su definición más polémica sobre el asunto y que apunta al presunto costo real que implica firmar un contrato con la farmacéutica estadounidense: “Según información periodística hay países que tuvieron que conceder sus recursos naturales, ejemplo Perú y BrasilAunque no conozco los contratos, sé que fueron muy complicados”.El ministro de Salud de Perú, Oscar Ugarte. (Reuters)El ministro de Salud de Perú, Oscar Ugarte. (Reuters)

En esa línea, la diputada del Frente de Todos que la adquisición de los fármacos “nunca” pueden ser “a costa de que el Estado argentino tenga que hacerse cargo de los errores que cometan los laboratorios negligencia, conductas maliciosas o fraudulentas o si implica ceder las Malvinas como dijo Bullrich”, ironizó sobre uno de los comentarios que había hecho la presidenta del PRO.

Sin embargo, para Cecilia Moreau de todos modos todavía “no está cerrado” el dialogo con la farmacéutica estadounidense y reiteró que en Argentina siempre existió “toda la voluntad” de negociar. “Se propuso hacer pagos adelantado, formar parte de la segunda parte de proceso y se estudió la logística sabiendo que es la más compleja de traer”, concluyó.

El gobierno de Perú firmó un contrato con el laboratorio Pfizer unas 32 millones de vacunas contra el coronavirus. Esta semana se envió un nuevo cargamento de 396.630 dosis, totalizando de esa manera una entrega de 4 millones de vacunas de parte de la empresa estadounidense desde que se inició la pandemia.

De acuerdo a Oscar Ugarte, las entregas de dosis de Pfizer se han ido efectuando “de manera gradual”, con un ritmo de “50 mil vacunas semana durante marzo; en abril, 200 mil semanales; y en mayo, unas 400 mil semana”.Un grupo de personas espera su dosis de vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech en Lima, Perú. (Foto: Reuters)Un grupo de personas espera su dosis de vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech en Lima, Perú. (Foto: Reuters)

En Perú, las vacunas de Pfizer se destinan mayoritariamente a la inmunización de adultos mayores y al personal de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional. No es la única vacuna que se aplica en el país andino, ya que en febrero había recibido un millón de dosis del laboratorio chino Sinopharm.

Estamos incrementando el ritmo de vacunación a una velocidad que nos ha permitido avanzar más de lo que ocurría inicialmente”, expuso el ministro de Salud peruano. “Esperamos que a fines de junio podamos terminar de vacunar a todos los adultos mayores de 60 años”, finalizó.

Con el mismo temperamento que Cecilia Moreau, el presidente Alberto Fernández aclaró que rechazó los términos del acuerdo del laboratorio Pfizer porque lo ubicaba “en una situación muy violenta de exigencias”.