LA CARA DE LA VIDA Y LA MUERTE EN UN PENAL

Spread the love

Los niños en la cárcel- Nacer y
crecer en una institución
penal.

A partir del año 1996 se produjo un aumento respecto a la edad en la que el niño puede convivir con su madre en prisión, de los 2 a los 4 años, con el objetivo de preservar el vínculo “madre

Es una realidad que hay madres presas que viven con sus hijos menores de 4
años eninstituciones carcelarias. En nuestro país, se tiene conocimiento de
esto en 6 cárceles: las Unidades 3 y 31 de Ezeiza, la 33 de Los Hornos, en La
Plata, la Unidad 13 de Santa Rosa, La Pampa, la Unidad 22 de Jujuy y la 23 de
Salta.

Lo que tratamos de mostrar con estas imágenes es que la única realidad es la falta de humanidad hacía el prójimo. Las fotos demuestran el nacimiento en un Penal y la muerte en el mismo pero solo algo tienen en común estás dos fotos y es que el sol no sale para ninguno de los dos.

La ausencia del Estado, los menores que se crían jugando con candados de cerraduras, tomando leche a través de una reja y los adultos sin atención médica mueren en sus camas. Más allá del delito que hayan cometido, la inclusión es 0.

LA VIDA Y EZPERANZA
EL FIN INEVITABLE