Caso Salvador Altamura: el letrado defensor de Dario Dening planteo la nulidad.

Spread the love

El letrado defensor de Dening Dario Rubén, planteó la nulidad contra el informe pericial realizado el Perito en Criminalística y Técnico Superior en dibujo de Rostros Sotelo Ramón Antonio; dicha pericia fue utilizada el anterior agente fiscal Dr Rivas, para solicitar su detención.
Conforme la defensa es la única prueba que mantiene a su defendido con una detención que entienden como ilegítima.
El Dr Rivas había ordenado que se reproduzca dicha prueba, atento que la misma no solo posee serios errores, sino que además no había sido realizada con la presencia de peritos de parte de Dening Dario.
Conforme el Dr Stachon José Pablo, la nulidad se vio consumada al denegar la actual Agente Fiscal Dra Santoro, su reproducción en contra de lo ya ordenado el Dr Rivas.
La defensa había solicitado que se rehaga la pericia con un especialista en antropometría, siendo que el informe de Sotelo solo dividía el total de la humanidad en 3 tipos de personas, incluyendo a Dario Dening en una de ella; manifestando que cualquiera de todas ella podrían ser las de los videos.
Un perito en Antropomentría, podría descartar con validez científica si la persona de todos los videos incorporados a la causa como prueba, son Dario Dening. La defensa adelantó que el resultado es sería negativo.
Incorporó la defensa como prueba documental a los fines de justificar la nulidad planteada, un informe técnico confeccionado el especialista Pablo Martin Núñez, Perito en Documentología, Perito en Papiloscopía y Especialista en Análisis e Investigación de Homicidios que manifestó: “En el caso que nos ocupa, no existe referencia al principio científico de la fotogrametría, la cual hubiese colaborado para su informe.”; “El informe que es objeto de crítica científica no cuenta con información de las medidas de las imágenes relacionadas con las personas en las fotografías, parámetros estos que permiten ajustar los “márgenes de error” y así estimar las medidas en la estatura de la persona luego, técnicamente a través de la antropometría.”
Conforme los letrados de la defensa de Dario Dening, han utilizado todo el aparato judicial con infinidad de allanamientos, testimonios, pericial, y hasta inclusive pinchado teléfonos, utilizaron máquinas excavadoras, perros, escáners; como además analizado instrumentos electrónicos de todo tipo de su defendido y su familia; y no existe prueba o indicio de que su defendido pudiere tener algún tipo de relación o vínculo con lo sucedido.
Para la defensa, la negativa de la fiscal Santoro a realizar la prueba, es la negativa a conocer la verdad; tornando así la detención de Dario Dening en Ilegal e Ilegítima.
En su planteo de nulidad manifestaron: “No reproducir la prueba pericial realizada Sotelo, no solo prohíbe el ejercicio de estos derechos; sino que torna en Ilegítima, Inconstitucional e Inconvencional su detención.”
Para la Fiscal Santoro, sin justificar porqué dijo que “a producción de la misma no aportará mayor luz que el informe realizado oportunamente el perito experto”.
El Dr Stachon José Pablo ya había manifestado a medios periodísticos, que la negativa de la Fiscal a rehacer la prueba pericial está ligada a la decisión de mantener la detención ilegítima de su defendido; que traería a la luz cuando Salvador Altamura desaparece de escena, y quienes podrían ser las personas de los videos. Que dicha prueba no solo saca a la luz quien es su defendido; sino que además acerca a la familia del desaparecido a la verdad objetiva.
Nos preguntamos, ¿la justicia traerá luz a esta oscuridad?. No existe absolutamente ningún dato, prueba o indicio concreto faltando poco para que se cumpla el año de la desaparición del “abogado”, “prestamista”, “corredor de motos” y “proveedor del Municipio de Quilmes” Salvador Altamura.
A estas alturas me pregunto, ¿realmente quieren saber algo?, o Dario Dening solamente sirve de elefante para esconder otros elefantes.
Estamos de acuerdo en que la negativa a realizar una prueba científica para constatar un elemento utilizado para privar a una persona de su libertad; debe ser siempre dentro de las leyes vigentes.
Sino, estaríamos prendiendo fuego a nuestra Constitución Nacional, a la Convención Americana sobre Derechos Humanos -Pacto de San José de Costa Rica, al el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Una vez más digo, SI a la justicia!!!! y NO a la violencia institucional disfrazada de traje y corbata.