Los K mandaron gente a desestabilizar al presidente de Paraguay

Spread the love

Se trata de Franco Bindi, operador judicial y asesor del diputado Leopoldo Moreau, quien está sospechado de participar del agite opositor contra el gobierno de Mario Abdo Benítez.

Es el mismo abogado detras de las denucias conra Larreta agregar a las Obras Sociales al plan de Vacunación

Horas dramáticas se viven en la República del Paraguay, donde desde el pasado viernes la ciudadanía reclama la renuncia del presidente Mario Abdo Benítez y su vice, Hugo Velázquez, producto de la crisis sanitaria desatada supuestos manejos oscuros de la pandemia Covid-19. El pedido es apoyado la oposición, que impulsa un juicio político contra ambos dirigentes, y operadores políticos ligados a la dictadura venezolana de Nicolás Maduro y al gobierno argentino del Frente de Todos ,el jueves previo a la primera manifestación contra el gobierno de Abdo, una comitiva de cinco personas llegó a la ciudad de Asunción proveniente de Buenos Aires en un vuelo de la compañía Paranair y se alojó hasta el último sábado en el edificio The One. Estaba compuesta el ex funcionario del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), Orlando José Montañez Olivares, quien fue expulsado de los Estados Unidos espiar para el régimen chavista, otros tres dirigentes venezolanos, y el abogado argentino Franco Bindi.

Todos ellos quedaron bajo la lupa del gobierno paraguayo por, supuestamente, reunirse con políticos de la oposición y estar detrás de «infiltraciones» en las manifestaciones, que derivaron en disturbios violentamente reprimidos las fuerzas de seguridad locales. Uno de los focos de las protestas fue la casa del ex presidente Horacio Cartés, donde algunos manifestantes se congregaron el viernes después una multitudinaria concentración en los alrededores de la residencia oficial que hoy ocupa Abdo Benítez.

Cabe destacar, Bindi no es una persona cualquiera dentro del universo kirchnerista. Ex defensor del valijero Leonardo Fariña y del condenado empresario Lázaro Báez, supo consolidarse como un operador todoterreno para el oficialismo, para el que colaboró en el armado del «Operativo Puf» y la causa presunto espionaje ilegal de Lomas de Zamora. Hoy trabaja cerca del diputado nacional Leopoldo Moreau, quien preside la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso argentino.

Fuentes locales aseguraron a este portal que Bindi, de fuertes lazos con los servicios de inteligencia argentinos, realizó gestiones ante la delegación de la Agencia Federal de Inteligencia (I) para poder visitar a Laura Villalba, presunta integrante del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en la cárcel militar de Viñas Cué, pero no lo logró. Curiosamente, intermedio de la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas, el 22 de febrero pasado, la Comisión Nacional para los Refugiados le otorgó el refugio político a parte de la familia Villalba.