Otra vez la inseguridad en Quilmes:le cagaron la vida a una familia

Spread the love

El chico de 18 años fue asesinado cinco ladrones en la localidad bonaerense de Ezpeleta. Salía todas las mañanas a trabajar con su mamá. Sus vecinos convocaron a una marcha para exigir justicia.

Marcos Ignacio Mendoza Arnez, de 18 años, murió al tratar de defender a su familia de una entradera que cinco ladrones –entre ellos una mujer- intentaron consumar en su vivienda ubicada en la localidad bonaerense de Ezpeleta. Los vecinos del chico piensan organizar una marcha en reclamo de justicia.

Gente del barrio sostiene que Marquitos, tal como se lo conocía, era un buen pibe que trabajaba para ayudar en la economía del hogar.

Una joven, que era vecina de la víctima, señaló consternada: “Ayer decidieron matar a un chico de 18 años. Su vida valió una camioneta. Este nene, Marcos, tenía toda una vida delante. Era hijo de una familia de laburantes y todas las mañanas siempre salía a trabajar con su mamá. Vivíamos a una cuadra de diferencia y ya no nos vamos a poder saludar. Arruinaron a toda una familia”.

Habitantes de la zona resolvieron convocar a una marcha en avenida Florencio Varela y Mar del Plata, a pocos metros de una feria, para exigir que haya justicia y que se detenga a los criminales.

Voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron  que las 20.30 de ayer, el padre de Marquitos, llamado Marcos Mendoza, arribó al domicilio familiar, en Cuba al 700, en Ezpeleta, en una camioneta Nissan Frontier.

En estas circunstancias, cinco ladrones, entre ellos una mujer de cabellos rubios, interceptaron al hombre con fines de de robo.

Uno de los hijos de Marcos salió de la casa y empezó a forcejear con los malvivientes, en tanto Marquito quiso cerrar el portón de la vivienda para impedir que los asaltantes ingresaran al inmueble.

Por este motivo uno de los sujetos, con una pistola 9 milímetros, comenzó a efectuar disparos e hirió al chico en la axila izquierda. Los delincuentes huyeron en un vehículo oscuro, cuya marca se desconoce.

Momentos después, Marquitos perdió la vida en una clínica.

Integrantes de la Policía Científica, al revisar el lugar del crimen, incautaron tres vainas servidas de dicho calibre.

Los efectivos de la comisaría de Ezpeleta (6ª de Quilmes) buscan a los asesinos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo agravado en grado de tentativa y homicidio”, el doctor Leonardo Fernando Sarra, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 2 de los tribunales quilmeños.